Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oltra no ve más lejos un acuerdo PSOE-Podemos pero les pide "atemperar" sus puestas en escena

Recuerda que Arzalluz explicaba las negociaciones como rituales animales: "Hinchan el pecho pero en el fondo quieren aparearse"
La vicepresidenta de la Comunidad Valenciana y líder de Compromís, Mónica Oltra, no ve más lejos la posibilidad de un acuerdo de Gobierno entre PSOE y Podemos, pero sí les ha pedido a ambos "atemperar un poco algunas puestas en escena" para no generar "angustia" a los ciudadanos que han votado a favor de un cambio.
En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Oltra ha recordado cómo describía las negociaciones el expresidente del PNV Xabier Arzalluz, comparándolas con los rituales de apareamiento de los animales: "Hinchan el pecho y se ponen amenazantes pero en el fondo lo que quieren es aparearse".
En esa línea, ha explicado que en una negociación "siempre hay momentos en que las partes quieren arrimar el ascua a su sardina" y que eso puede parecer ante la opinión pública "como una posible ruptura pero en el fondo es un avance".
Oltra ha recordado que en la formación del Gobierno valenciano se vivieron situaciones similares y, por eso, cree que no hay que "angustiarse", porque el camino es "que lo que han dicho los ciudadanos en las urnas se materialice en un Gobierno del cambio".
Por otro lado, ha recalcado que su prioridad en materia de política territorial es que se abra una negociación que permita mejorar la financiación de la Comunidad Valenciana.
Además, ha recordado que Compromís está centrado en la política valenciana y no tanto en lograr un referéndum de autodeterminación para Cataluña --la reclamación de En Comú-Podem que ha asumido Podemos--. Sin embargo, ha defendido que los problemas se solucionan "con democracia" y que responder "con un cerrojazo es lo peor que se puede hacer".