Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Once dirigentes de ETA, detenidos en Francia tras el fin del alto el fuego

La primera detención tras el atentado de la Terminal 4 de Barajas que supuso la ruptura de la tregua tuvo lugar el 2 de julio de 2007 y en la misma fue arrestado José Antonio Aranibar, considerado responsable de "acciones especiales" de ETA.
Al día siguiente cayeron cerca de París Iker Beristain y Liher Rodríguez, considerados responsables del aparato de falsificación de ETA.
El 26 de julio de 2007 fue detenido en Rodes el responsable de logística Juan Cruz Maiza Artola.
En la localidad de Cahors fue detenido José Luis Iruretagoiena Lanz, considerado el máximo experto en fabricación de bombas, el 1 de septiembre de 2007.
El considerado número uno de la banda, Francisco Javier López Peña, cayó en manos de la policía en la ciudad de Burdeos el 20 de mayo de 2008.
En Arceau fue arrestado el 25 de julio de 2008 Asier Eceiza Ayerra, presunto lugarteniente del entonces jefe militar de la banda, Garikoitz Azpiazu "Txeroki".
El 17 de noviembre de 2008 fue detenido en Cauterets "Txeroki", al que se le consideró responsable de la ruptura de la tregua.
Unos días después, el 8 de diciembre, fue arrestado en Gerbe su sustituto en el aparato militar de la banda, Aitzol Iriondo.
La última detención de un dirigente etarra, antes de la caída hoy de Jurdan Martitegi, fue la de Ekaitz Sirvent Auzmendi, responsable del aparato de falsificación de ETA, en una estación de tren de París el 10 de abril de este año.