Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cofely, una empresa energética en el epicentro de la trama corrupta

Cuando del negocio inmobiliario ya sólo quedaban escombros hubo quien supo ver la luz precisamente en el sector energético. Y así lo hizo Cofely, una empresa francesa con filial en España que habría obtenido 160 millones de euros, gracias a la concesión de contratos públicos, en sólo dos años. Para lograrlo medió un empresario amigo de Francisco Granados: David Marjaliza, quien ponía en contacto a Cofely con los técnicos municipales encargados de las adjudicaciones. Así logró Cofely, por ejemplo un contrato con el ayuntamiento de Parla por valor de 57 millones de euros y otro de 47 con el de Collado Villalba,  a cambio de gestionar su energía. De hecho en su publicidad presumen aún hoy del ahorro energético logrado en los ayuntamientos españoles. Eso sí, presuntamente a cambio de comisiones del 3% que entregaban al conseguidor Marjaliza, y que este repartía con políticos y funcionarios implicados en la trama. El director general de Cofely, aquí le ven con el alcalde de Parla, es uno de los cuatro ejecutivos de esta empresa que permanece detenido.