Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Orense dice ante el juez que las asistencias técnicas del Ayuntamiento fueron "estrictamente legales"

El alcalde de Orense, Agustín Fernández, ha acudido este lunes a declarar por primera vez como imputado a los juzgados de la ciudad en relación con la contratación de media docena de asistencias técnicas, de las que dijo que esos contratos "son estrictamente legales" y recordó las 500 realizadas por la Xunta de Galicia en la comunidad en 2010 y readmitidas como laborales indefinidos.
El regidor, el exalcalde Francisco Rodríguez y la edil de Urbanismo, Áurea Soto, llegaron juntos al juzgado quince minutos antes de su convocatoria y ante la puerta del Palacio de Justicia, Agustín Fernández avanzó alguno de los argumentos relativos a su declaración.
Los tres políticos son los primeros que declaran como imputados en relación con media docena de asistencias técnicas que, tras reclamación judicial, fueron readmitidas en el Ayuntamiento de Orense como personal laboral indefinido, principalmente en el área de Urbanismo.
Según ha señalado el alcalde, las asistencias técnicas son un contrato "contemplado en la Ley de Contratos de la Administración Pública, muy habituales en cada una de las administraciones", y concretó que se puede comprobar en el informe del Consejo de Cuentas de 2010 sobre las Cuentas Generales de la Comunidad Autónoma".
"En ese informe, se pone de manifiesto una diversidad de asistencias técnicas en 500 casos que fueron readmitidos luego por sentencia judicial, así que aquí estamos para responder a todas las cuestiones y preguntas, como haría cualquier ciudadano, sobre un tema legal", ha comentado.
En ese sentido, ha atribuido la denuncia presentada por los sindicatos CIG y USO, posteriormente ampliada por el PP, "al tipo de oposición que hay en Orense", a la que criticó por "instrumentalizar la Justicia única y exclusivamente para desgastar a un gobierno".