Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ortuzar (PNV) pide a los vascos que el 26J "marquen la diferencia" con su voto "porque Euskadi es diferente"

Critica que "los cuatro partidos españoles se han empeñado en convertir esta campaña en un coto cerrado para ellos"
El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha pedido a los vascos que el 26 de junio "marquen la diferencia" con su voto porque "Euskadi es diferente" al resto del Estado. Además, ha criticado que "los cuatro partidos españoles se han empeñado en convertir esta campaña en un coto cerrado para ellos", en alusión a PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos.
En una entrevista concedida a Herri Irratia-Radio Popular, recogida por Europa Press, Ortuzar ha señalado que se avecina una campaña electoral más, pero "rara" porque está "enterrada" y, por lo menos, hasta el momento, es "un poco anodina".
"Podríamos decir que es la campaña de la nada porque los cuatro partidos españoles se han empeñado en convertir esta campaña en un coto cerrado para ellos, pero ni tan siquiera están haciendo el esfuerzo echándole imaginación para hablar de programas, de propuestas, para buscar las diferencias, sino que se están limitando a repartirse los Gobiernos, quién va a estar con quién, quién no va a estar con quién, en qué condiciones", ha apuntado.
Asimismo, ha recordado que solo se ponen "esas famosas líneas rojas todo el tiempo". "Y la verdad es que a los partidos que intentamos hacer las cosas de otra manera, seria, con propuestas, poniendo sobre la mesa alternativas, este tipo de campañas no nos vienen bien", ha dicho.
A su juicio, "hacía falta que los vascos se dieran cuenta de lo que ha pasado desde diciembre aquí". "Yo creo que hubo mucha gente en Euskadi que el 20 de diciembre dio un voto para que las cosas cambiaran en España, para que cambiara el Gobierno, la forma de gobernar, para decir no a las prácticas de corrupción, etc, pero a esas personas que dieron su voto con la mejor de sus intenciones, hay que llamarles a que reflexionen viendo lo que ha pasado", ha manifestado.
PARA NADA
En este sentido, considera que ese voto "no ha servido para nada" y se ha mostrado convencido de que "ahí pueda haber otra motivación para un euskaldun, para una persona de esta sociedad a la hora de votar", para reflexionar sobre "'¿quién piensa en mí cuando está en Madrid?', '¿quién defiende lo mío?, ¿quién defiende lo nuestro?, ¿quién defiende los intereses de Euskadi?'".
"Nosotros creemos que, quien mejor defiende los intereses de Euskadi es el PNV y, por eso, pedimos a la gente que marque la diferencia con su voto. Euskadi es diferente y estamos haciendo las cosas diferentes, no sólo porque el PNV gobierna de una manera determinada. No, es que la sociedad y el resto de partidos también son diferentes aquí", ha dicho.
Por ello, ha apelado a "marcar la diferencia" a la hora de ir a Madrid. Tras señalar que a ellos, que son un partido institucional, les gusta que haya "estabilidad en las instituciones", ha asegurado que, si sus votos son determinantes, el 27 de junio "se sentará a hablar con todo el mundo y pondremos sobre la mesa la 'agenda vasca'". "Pero, para eso hay que dar pasos y hay que cambiar mucho la manera de hacer política que se está dando en Madrid", ha añadido.
A su juicio, con la campaña que hacen PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, "la mañana siguiente a las elecciones será muy complicada porque, después de las cosas que se dicen, de los insultos que se lanzan, de los plantes y de las condiciones imposibles que se ponen, ¿quién es el guapo que a la mañana siguiente le llama a ése con el que te has metido a saco, a muerte durante 15 días, para decirle que 'son cosas de la campaña y ahora vamos a ser amiguitos'?", ha preguntado.
Para Andoni Ortuzar ha señalado que "eso no es creíble, no es bueno ni es constructivo". Preguntado sobre si se sentiría cómodo el PNV hablando con el PP, ha recordado que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, "el otro día vino por aquí a una de estas incursiones que hacen los líderes estatales a Euskadi, que vienen, están poquitas horas", y les dejó "el recado de que él estaría dispuesto a hablar" con los jeltzales.
"Bueno, pues para hablar con el PNV está el tema de la agenda vasca, pero también está el tema de la actitud y de la voluntad política. Y para que nosotros consideremos creíble ese ofrecimiento de Rajoy, hace falta un giro de 180 grados a la forma de hacer la política que ha tenido hasta hace poco tiempo el PP", ha dicho.
En esta línea, ha recordado que ahora "no hace ni tan siquiera política en este tiempo", sino que "se dedica a lanzar solo eslóganes y a decir que no va a volver a hacer más lo que ha hecho en estos cuatro años". "Eso hay que demostrarlo", ha añadido.
Además, ha dicho que ese mensaje que le han enviado a Rajoy sirve para los líderes del PSOE y de Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, mientras que cree "muy complicado" hablar con el máximo representante de Ciudadanos, Albert Rivera, porque parece que los jeltzales son "contaminantes" para ellos y no quieren tener con ellos "el más mínimo contacto".
"El PNV pone encima de la mesa la agenda vasca y pide otra forma de hacer política en la que la voluntad del acuerdo quede clara", ha aseverado, para recordar que el PP, en los últimos cuatro años, ha sido "durísimo con el autogobierno vasco, ha sido implacable en la cuestión territorial no solo con Cataluña, sino también en Euskadi".
Además, ha recordado que el acuerdo de Sánchez con Rivera "para dar pie a un nuevo gobierno después del 20 de diciembre tenía un tufillo recentralizador tremendo". "Pero es que Podemos hizo exactamente igual en la contrapropuesta porque también se metía con el poder autonómico, volvía a recentralizar en Madrid competencias de las comunidades autónomas", ha manifestado.
A su entender, "hay un problema en la clase política española, que cuando empieza a pensar reformas y alternativas a lo que hay, lo primero que se le ocurre es recentralizarlas". "Y es emprender el camino del karramarro, el volver hacia atrás", ha añadido.
LAS BISAGRAS
Por ello, ha advertido de que, "o esto cambia o pocas bisagras" van a quedar porque el panorama político español "se está cuarteando mucho". "Lo que podemos ser bisagra no compartimos el modelo de estado de los cuatro grandes partidos. Tienen que hacer esa reflexión de, si piden un entendimiento con los partidos periféricos, nacionalistas, tendrán que meter en su hoja de ruta un cambio de modelo territorial", ha indicado.
Tras señalar que Euskadi es el 5% del censo electoral del Estado, ha destacado que los vascos "no ponen y quitan presidentes en La Moncloa", pero sí pueden hacer que "el trozo, el espacio vasco, euskaldun, de defensa de lo nuestro, en el Congreso pueda ser o no menos amplio".
En esta línea, ha advertido de que "los parlamentarios que van allí de otros partidos se integran en disciplinas de formaciones que mandan y deciden desde Madrid". "No va a haber un desmarque de un parlamentario vasco del PP, del PSOE, pero tampoco de Podemos, a lo que diga la dirección central de Madrid, aunque eso vaya en contra de los intereses de Euskadi", ha precisado.
Por ello, ha pedido "una segunda reflexión" ante "una segunda oportunidad", para ver si "da otros resultados". "La gente quiere cambios en la manera de hacer, de comunicar y de relacionarse, y ahí el PNV tiene que dar el 'do' de pecho", ha indicado.