Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ortuzar afirma que, tras las elecciones, el PNV hablará "con todo el mundo" y pondrá "encima de la mesa la agenda vasca"

Dice que votar a Podemos "es casi sinónimo de que pueda quedarse Rajoy", ya que "no han demostrado una voluntad negociadora"
El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha indicado que tras las elecciones del 26-J su formación va a hablar "con todo el mundo" y pondrá "encima de la mesa la agenda vasca". Asimismo, ha advertido de que votar en Euskadi a Podemos "es casi sinónimo de que pueda quedarse Rajoy", ya que "no han demostrado una voluntad negociadora para promover el cambio".
En una entrevista concedida a Deia, recogida por Europa Press, el dirigente nacionalista reconoce que el objetivo jeltzale es "mantener lo que sacamos en las elecciones de diciembre, seis escaños, y pelear por el liderazgo en Euskadi". En esta línea, apuesta por movilizar a sus simpatizantes como si las del 26 de junio fueran unas elecciones municipales porque "Euskadi se juega mucho".
"Hay una parte del electorado vasco que está muy cabreada y quiere exteriorizarlo con la opción más extremista. Votar a Podemos es casi sinónimo de que pueda quedarse Rajoy, porque no han demostrado una voluntad negociadora para promover el cambio. Estamos lanzando el mensaje de que hay otra opción útil para cambiar la forma de gobernar, que es el PNV", afirma.
Por ello, no cree que un hipotético triunfo de Podemos signifique que la formación liderada por Pablo Iglesias vaya a ganar las autonómicas de otoño, ya que "la sociedad vasca distingue muy bien en cada elección a quién elige".
Respecto a las negociaciones una vez celebrados los comicios, Ortuzar indica que el PNV pondrá un documento encima de la mesa sobre la agenda vasca que va a ser "el parámetro básico de negociación". "Tiene un apartado de economía, otro de autogobierno y otro de paz y convivencia", añade.
De este modo, anuncia que los jeltzales van a hablar "con todo el mundo", aunque no va a "engañar a la gente", ya que, "tal y como están las cosas, hay una separación muy grande entre la forma de entender la política del PNV y la forma en que ha ejercitado el gobierno el PP".
"Lo bueno que tenemos nosotros es que hablamos claro y ponemos las cosas encima de la mesa: agenda vasca. Agenda vasca con Rajoy, agenda vasca con Sánchez, agenda vasca con Iglesias. Al que le toque la responsabilidad de ellos tres de liderar las negociaciones, si es que somos necesarios, vamos a ponerle encima de la mesa esos planteamientos", indica.
No obstante, matiza que el PNV no va a "aliarse con nadie" debido a que "llegar a un acuerdo no es aliarse con nadie". "Es llegar a un acuerdo donde pone 'con estas condiciones y con estos objetivos se firma', y se acabó, como llegamos a acuerdos todos los días en el Parlamento vasco para sacar leyes", matiza.
IZQUIERDA ABERTZALE
Preguntado por la izquierda abertzale, el dirigente jeltzale la ve "enredada en su situación interna" y cree que la campaña electoral "seguramente no le ha venido bien". "Ellos han querido colocar los focos sobre la figura de Otegi, pero creo que no les está saliendo bien", señala.
Por otro lado, reconoce que es "una pena" que una persona como Hasier Arraiz, "que creo que de ese mundo probablemente es de los que más claras tienen las cosas y más claro hablan, ahora tenga que pasar a un segundo plano o no estar en cargos públicos". "Llevamos muchos años hablando de las consecuencias del conflicto y la actividad de ETA, y Hasier es también una víctima de este conflicto", considera.
En este contexto, cree que PNV y la izquierda abertzale se podrán reunir para hablar del nuevo estatus de autogobierno, aunque "la izquierda abertzale necesita su tiempo, y nosotros tenemos paciencia".
Asimismo, y preguntado por hipotéticos acuerdos entre abertzales, Ortuzar reconoce que tienen "razones para tener la mosca detrás de la oreja porque nos sentimos engañados y defraudados en Lizarra-Garazi y en Loiola". "La tercera vez que te engañan ya es culpa tuya. En el proceso Abian no están los mimbres para saber hacia dónde quiere ir Sortu y cómo", expresa.
PODEMOS
Respecto a Podemos, indica que las relaciones entre ambos partidos no son malas, pero el problema que tiene Podemos es que "necesita demonizarnos para poder recrear en Euskadi la misma imagen que en Madrid, pero al mismo tiempo son conscientes de que no somos el PP, que Euskadi no es España y esa posición no es creíble para la grandísima parte de la sociedad vasca".
"Quiere traer a Euskadi la estrategia contra el PP. Así como puede haber personas de prestigio en España que ante lo que está pasando den el paso y se enrolen como independientes y colaboren con Podemos, en Euskadi no veo siendo ariete contra el PNV a la gente que conoce un poco el sistema, que en el caso de Iñigo Lamarca conoce el funcionamiento de la administración vasca, ha sido un Ararteko exigente con la acción del gobierno, nos conoce y sabe cómo somos", manifiesta.
Por último, y cuestionado por el derecho a decidir, afirma que éste es un "derecho consustancial al pueblo vasco" y cree que "en la medida en que la ciudadanía se exprese libremente" en las consultas organizadas por Gure Esku Dago en 34 municipios vascos, "será una posición a tomar en cuenta por los partidos", aunque no le da "a ese proceso una categorización política de primer nivel".