Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bono recuerda que el "angelito" Otegi secuestró a Javier Rupérez y Gabriel Cisneros

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, ha indicado "no tener la más mínima consideración" por el líder de la Batasuna Arnaldo Otegi y ha recordado que el "angelito" participó en el secuestro de Javier Rupérez y Gabriel Cisneros, al que incluso "le pegó un tiro".
Bono ha asegurado que el comunicado del cese definitivo de ETA es una "magnífica noticia dada por gente muy mala". "Quien da la noticia no deja de ser un criminal para convertirse en un santo", ha añadido en una entrevista a Televisión Española recogida por Europa Press.
Sobre el líder de Batasuna Arnaldo Otegi, Bono ha explicado que al líder abertzale le "juzga por lo que ha hecho" y no tiene por él la "más mínima consideración". "Lo que ha realizado le ha llevado a la cárcel, y además lo que hizo y no le llevó a la cárcel que se lo pregunten a Rupérez".
"Este que parece en posiciones de buenísmo fue el que participó en el secuestro a Gabriel Cisneros y le pegó un tiro y el que secuestró a Rupérez. Este es el angelito por el que no tengo la mínima conmiseración", ha apostillado.
LAMENTA CUALQUIER RESULTADO ELECTORAL DE LA IA
Al ser preguntado por si Otegi puede llegar a ser lehendakari, el presidente del Congreso ha destacado que "no desea esta situación" ya que "aspira a que todos los lehendakaris tengan un pasado del que puedan sentirse orgullosos". "Tengo la ilusión de que vuelvan todos los que se tuvieron que ir, lo importante es el futuro del País Vasco", ha precisado.
"Han dejado de matar porque les tenemos acorralados, le han enseñado la partida de defunción. No hay que hacer un juicio de moral ha estos canallas", ha reclamado.
Asimismo, Bono ha asegurado que el siguiente paso es "vigilar" las acciones de los etarras porque cuentan en su poder aún con las armas y reclamado que se "cumpla la ley". "Hay que cumplir las sentencias, las leyes y lo último que se me pasa es perdonar a los criminales. Que pidan perdón ellos", ha insistido.
En cuanto a las formaciones abertzales Bildu y Amaiur, el político socialista ha pedido que "no les haga más campaña electoral" y ha adelantado "lamentar cualquier resultado que saquen". "Éstos se han dado cuenta de que son más útiles los votos que las balas, no voy a aplaudirles", ha confirmado.