Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oyarzábal (PP) asegura que hay "decenas" de presos que quieren "desmarcarse" de ETA

Afirma que ha aumentado el número de reclusos en vías de reinserción, pero que actúan de forma "discreta" porque tienen "miedo"
El secretario de Justicia, Derechos y Libertades del PP, Iñaki Oyarzábal, ha afirmado que existen "decenas" de presos de ETA que quieren "desmarcarse" de la organización terrorista y de la izquierda abertzale. Además, aunque no ha ofrecido datos, ha afirmado que, gracias al "impulso" del Gobierno central, se ha incrementado el número de reclusos que han optado por asumir los requisitos legales para acogerse a las vías de reinserción.
En una rueda de prensa celebrada en Vitoria, Oyarzábal ha asegurado que "no es cierto" que el Gabinete de Mariano Rajoy haya dejado de impulsar la conocida como 'Vía Nanclares', una formula impulsada bajo el mandato del PSOE para facilitar la reinserción de presos de ETA a cambio de que éstos reconocieran el daño causado y se desvinculasen de la banda.
El dirigente del PP ha asegurado que el Gobierno actual ha "mantenido" esta vía, "independientemente" de la denominación que se le quiera poner. "Hemos defendido que había que dar la oportunidad a los presos para que se desvinculen de la banda", ha explicado.
"REGLAMENTADO"
Con ese objetivo, según ha indicado, el Gobierno central ha fijado "un plan de reinserción reglamentado", en el cual se especifica "un mecanismo" para que los reclusos que cumplan los requisitos exigidos puedan acceder a los beneficios penitenciarios contemplados en la legislación.
"Hoy, y desde luego por impulso de este Gobierno, hay más presos que se han sumado a la vía de la reinserción", ha manifestado, aunque no ha ofrecido más datos a este respecto. De todas formas, sí ha dado por hecho que "hay decenas de presos etarras que quieren descolgarse de la estrategia maniquea de la izquierda abertzale y ETA". El proceso, según ha dicho, se está llevando a cabo de forma "discreta", dado que "todavía existe miedo".
El dirigente del PP ha afirmado que ETA y la izquierda abertzale "han tratado de utilizar siempre a los presos como un instrumento para sus reivindicaciones", un objetivo para el que "han tratado de imponer una ley del miedo" entre los reclusos.
"VÍA ABIERTA"
Tras acusar a ETA y a la izquierda abertzale de querer evitar que los presos "recorran el camino que les habrá las puertas de los beneficios penitenciarios recogidos en la ley", ha insistido en que "la reinserción es una vía abierta que el Gobierno tara de impulsar".
Oyarzábal ha recordado que la Policía ha desmantelado la "estructura" supuestamente encargada de controlar a los presos con el fin de "mantener prietas las filas" y de evitar que se extendiesen los casos de reclusos disidentes con la banda.
"Son ETA y la izquierda abertzale los que han querido ahogar la 'Vía Nanclares'; y es el Gobierno el que ha tratado de impulsarla, tratando de ordenarla, de permitir un camino certero y no discrecional", ha manifestado.
RECARTE
El representante del PP ha calificado de "importantes" las reflexiones planteadas en una entrevista por el expreso de ETA Iñaki Recarte, uno de los reclusos disidentes con la banda que se ha desmarcado del terrorismo. Recarte afirma en esta entrevista que el exlíder de Batasuna Arnaldo Otegi es un "cobarde" y no "un hombre de paz".
"Que por fin haya presos de ETA que se atrevan a desenmascarar las estrategias de ese mundo es muy importante. Es de agradecer que alguien se atreva a señalar a Otegi no como hombre de paz, sino como quien ha tenido la responsabilidad y podía haber hecho mucho más de lo que ha hecho" para lograr la paz y la libertad en País Vasco, ha afirmado.
Oyarzábal ha indicado que estas palabras "nos tiene que llevar a la reflexión", así como aquellas que "señalan también a Lokarri, a Jonan Fernández (secretario general de Paz y Convivencia del Gobierno vasco", quienes desde su responsabilidad no están haciendo todo lo que pueden hacer para la paz y la libertad".