Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oyarzabal discrepa de las razones de Pedraz para permitir el acto de expresos de ETA

Iñaki Oyarzabal, secretario de Justicia, Derechos y Libertades del PPEFE

El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzabal, ha discrepado este martes de las razones expresadas por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz para permitir el acto de expresos de ETA el pasado sábado en Durango (Vizcaya) y ha recordado que otros actos se han prohibido cautelarmente.

En declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press, Oyarzabal ha afirmado que no quería entrar en polémica con el juez Pedraz, aunque ha dicho que le "chocó" que justificara por Twitter su decisión de permitir el acto y cree que sus motivos no son ciertos. "Fue inaceptable, impresentable y se podía haber evitado", ha dicho.
Así, defendiendo el "derecho del PP a discrepar" de los argumentos del juez, ha subrayado que se han suspendido actos cautelarmente "sin que nadie se hubiese personado" y se ha mostrado convencido de que "no se prevarica cuando un juez suspende cautelarmente un acto sobre la previsión de que se pueda cometer un delito".
Oyarzabal ha calificado el acto del sábado de "teatro macabro" con una "intencionalidad política clara", que es "redoblar la presión social al Gobierno" para que modifique la política penitenciaria. Pero además, cree que los expresos de ETA usaron un discurso que "ofende a cualquier demócrata" y "humilla a las víctimas", así que no cree que pueda enmarcarse en el derecho de reunión.
No obstante, ha dicho no tener criterio para opinar sobre si debe prohibirse la manifestación en favor de los presos de la banda convocada para el sábado, afirmando que habría que conocer el lema y recordando que ya se han producido otras.
A juicio de Oyarzábal, todos los actos responden a una estrategia con la que ETA, "en su propia debilidad", pretende "salir de esta" tratando de "justificar aquello que hicieron", sin pedir perdón e intentando "repartir responsabilidades", presentándose como "víctimas de una supuesta violencia de Estado" e instalados en una "teoría del conflicto" que los demócratas deben "rechazar de plano".