Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PA lamenta el "enésimo incidente intolerable" entre la Royal Police Gibraltar y la Guardia Civil

El secretario provincial del PA en Cádiz, José María España, lamenta "el nuevo incidente, que es ya el enésimo en aguas de la Bahía de Algeciras, de la Royal Police Gibraltar (RPG) con un barco de la Guardia Civil que se dedicaba a perseguir conductas delictivas".
En una nota de prensa, España ha deseado al agente de la Benemérita herido "un pronto restablecimiento" y espera que en la campaña de las elecciones europeas "el PP y el PSOE hablen alguna vez de Gibraltar, no de temas que no son competencias europeas como es el caso de la independencia de Cataluña o del aborto".
El dirigente del PA asegura que su partido ha venido avisando de que se está "bordeando la tragedia en este conflicto, pero desde Madrid parece que importa poco el que haya trabajadores que resulten heridos cuando persiguen, como es su obligación, actividades delictivas".
Así, el PA espera "una inmediata denuncia ante la Unión Europea de esta conducta de protección a la delincuencia que se hace por parte del Reino Unido a través de Gibraltar, a la vez que se tome alguna medida diplomática ante Londres como llamar a consultas al embajador español".
Además, España señala que "también hay que reconocer que la actitud del alcalde de Algeciras y vicepresidente de la comisión de Exteriores del Congreso, José Ignacio Landaluce, con sus actitudes y viajes como el de Argentina, ha hecho que en vez de tender puentes de buena vecindad entre los pueblos de la comarca y Gibraltar, se constituya una crispación que no aporta nada".
El PA muestra su apoyo "a las fuerzas policiales del Estado, que no encuentran apoyo real y político por parte de los cargos políticos del Ministerio del Interior, más preocupados en reprimir las manifestaciones en Madrid que de dar medios y coberturas a la Policía Nacional y Guardia Civil en su labor diaria y cotidiana de lucha contra la delincuencia".