Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PAR pide dimisión de sus concejales acusados de corrupción en La Muela

El Partido Aragonés (PAR) ha pedido la "dimisión inmediata" de todos los concejales de su grupo municipal en el Ayuntamiento de La Muela (Zaragoza), a los que les ha exigido que devuelvan sus actas de ediles y les ha desautorizado para usar el nombre o las siglas del partido.
El presidente intercomarcal del PAR en Zaragoza, José Antonio Sanmiguel, ha subrayado en un comunicado que los electos que formaron parte de la candidatura del PAR en este municipio han "incumplido de forma clara y flagrante" los acuerdos de la Comisión Ejecutiva del partido, y recuerda que ninguno de los ediles es militante de la formación.
Tras conocerse la supuesta trama de corrupción urbanística -por la que están encarcelados la alcaldesa, María Victoria Pinilla, el concejal Juan Carlos Rodrigo Vela y el empresario José Carlos Fernández Delgado-, la Ejecutiva del PAR condicionó su apoyo a los ediles no imputados a que consultaran previamente las decisiones más importantes de su gestión municipal a los órganos del partido.
Sanmiguel ha anunciado la decisión del PAR después de que los concejales convocaran ayer una reunión plenaria para abordar "asuntos de suma trascendencia, sin haber informado ni consultado previamente a los órganos de dirección del PAR".
Para Sanmiguel, es indiferente si los concejales han adoptado o no los acuerdos que tenían previsto tomar en la reunión plenaria de ayer.
"Lo realmente importante es que un asunto de tanto calado no ha sido comunicado previamente a la dirección del Partido, por lo que no puede amparar en modo alguno las actuaciones que están realizando estos ediles", ha concluido el presidente intercomarcal del PAR en Zaragoza.
El partido también justifica la medida por el "claro clima de inestabilidad institucional y de conflictividad social".