Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV, EA y EB, a tres escaños de la mayoría absoluta que sí sumarían PSE y PP, según el CIS

Los partidos que conforman la coalición que gobierna en el País Vasco (PNV, EA y EB) obtendrían entre 33 y 35 escaños el próximo 1 de marzo y se quedarían a tres de la mayoría absoluta, mientras que el PSE sería el partido que más aumentaría su representación en la Cámara, al sumar ocho diputados y llegar a 26.
Estos datos forman parte de la encuesta preelectoral del CIS hecha pública hoy ante los comicios autonómicos del primer domingo de marzo, que incluye la opinión de los ciudadanos vascos sobre la situación política y económica.
Según la encuesta, el PNV obtendría entre 27 y 28 escaños, el PSE 26, el PP entre 11 y 12, EA de 3 a 4, IU-EB 3, Aralar 3 y UPyD podría conseguir representación parlamentaria con un escaño.
Así, el PNV -que en las elecciones de 2005 se presentó en coalición con EA- seguiría siendo el partido más votado, con el 35,3% de los sufragios, aunque obtendría tres escaños menos de los que tiene actualmente.
El PSE también continuaría siendo la segunda fuerza política de la Cámara vasca, con el 29,7 por ciento de los votos, siete puntos y ocho escaños más que en 2005, mientras que el Partido Popular bajaría de 15 diputados a 11 ó 12 al perder cuatro puntos porcentuales en intención de voto (se quedaría en el 13,4).
De esta forma, si el PSE y el PP sumaran sus escaños en el mejor de los casos, contarían con mayoría absoluta, mientras que las fuerzas nacionalistas, ni en la mejor de las hipótesis sumarían los 38 diputados, la mitad más uno de los 75 de la Cámara vasca.
Eusko Alkartasuna, que lograría entre 3 y 4 escaños y el 5,3 por ciento de los votos según el CIS, cuenta ahora con 7 parlamentarios, y Ezker Batua mantendría su actual representación, 3 escaños, y conseguiría el 5,1 por ciento de los sufragios.
Aralar pasaría de 1 a 3 diputados (con el 4,3 por ciento de los votos) y el partido de Rosa Díez podría conseguir un representante al sumar el 1,9 por ciento de los sufragios.
En las últimas elecciones, el Partido Comunista de las Tierras Vascas (que ahora no concurre) obtuvo 9 escaños que se reparten en estos comicios otras formaciones.
La abstención en los comicios del 1 de marzo sería del 13,7 por ciento y los votos en blanco representarían el 2 por ciento.
En cuando a líderes políticos, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, es el más valorado, con 5,4 puntos, seguido del candidato del PSE, Patxi López (4,4), la de Aralar, Aitzane Ezenarro (4,3); el de EA, Unai Ziarreta (4,2), el de IU-EB, Javier Madrazo (3,8), y el del PP, Antonio Basagoiti, con 2,7 puntos.
El 33,4 por ciento cree que la gestión del Gobierno Vasco ha sido buena o muy buena, mientras que el 43 por ciento estima que ha sido regular, y el 19 la califica de mala o muy mala.
Sin embargo, más de la mitad de los vascos, el 54,7 por ciento, cree que sería deseable un cambio de gobierno tras las elecciones que, según los encuestados, debería formarse preferiblemente por PNV-PSE (20%), seguidos de la coalición tripartita actual, que obtiene un 18,8 por ciento de apoyos.
El paro es la principal preocupación para el 52,2 por ciento de los encuestados, seguida muy de lejos del terrorismo (18 por ciento), y la economía (12,5%).
Un 45,1 por ciento de los encuestados se manifiesta más bien o totalmente en contra de que el País Vasco sea independiente, frente al 38,8 por ciento que está totalmente o más bien a favor de esta opción.
Asimismo, la mitad afirma que no se siente nacionalista vasco, mientras que el 41,9 responde sí a esta cuestión.