Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV cree que el Gobierno quiere "ganar tiempo" con ETA y advierte al PP de que puede ser "residual" en Euskadi

Egibar dice que las afirmaciones de Rajoy respecto a que no habrá cambios en política penitencia "no son un posicionamiento positivo"
El presidente del GBB y portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha considerado que el Gobierno central quiere "ganar tiempo" en lo referente al final de ETA y ha advertido además al PP de que, si continúa con la misma actitud, puede convertirse en una fuerza política "residual" en el País Vasco.
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el dirigente jeltzale ha manifestado además que las afirmaciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en las que señalaba que no habrá cambios en política penitencia "no son un posicionamiento positivo".
"Hablar de no modificar la política antiterrorista cuando el supuesto grupo terrorista ya ha cesado definitivamente su acción armada o no modificar la política penitenciaria, que es entendida como un instrumento de lucha contra una organización terrorista, sitúa al PP en una posición, no ya prudente, sino contraria o negativa para las exigencias del proceso", ha valorado.
En este sentido, ha advertido de que está "más que clara" la posición de las instituciones vascas, que pretenden "acercar en el tiempo el final de ETA, quien tiene también sus propias decisiones que no debe retrasar y que van ligadas a la entrega de armas".
"Desde el PNV queremos acercar en el tiempo, desde posiciones firmes y pasos verificados, ese día del final de ETA, pero eso conlleva la adopción de una serie medidas y decisiones. El PP no puede hacer de su posición política una recreación de que estamos en la lucha contra ETA, porque alguien puede empezar a sospechar que no se quiere acercar en el tiempo ese día", ha advertido.
Asimismo, ha subrayado que una Euskadi "normalizada" en lo político y social, va a tener también repercusiones en lo electoral. "Temo que algunos en su análisis están contemplando aún la existencia de ETA permanentemente catapultada a titulares", ha criticado.
A su juicio, el querer "mantener viva" a ETA, aunque sea en "estado latente" es consecuencia de que se quiere "ganar tiempo". En esta cuestión, ha señalado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "tiene serios problemas en el modelo de Estado". "Hay un interés en ganar tiempo para resituarse como Estado ante un escenario post ETA", ha defendido.
"Si PP y PSE siguen caminando en la dirección de retrasar y retrasar, saben que habrá una repercusión electoral y alguna formación política en este pueblo va a ser residual. Los partidos constitucionalistas no pueden actuar de esta manera y en particular el PP", ha advertido.
Por ello, ha abogado por despojar la política penitenciaria de "esa excepcionalidad que le ha acompañado durante décadas" y contribuir a la reinserción de los presos, pese a que el PP "ha decidido que no, lo que es una irresponsabilidad".
PONENCIA DE PAZ
Asimismo, respecto a la ponencia de paz y convivencia, ha advertido de que hay posiciones políticas que están situadas en un "atasco permanente" y ha apostado por "asumir riesgos", al tiempo que ha incidido en que las puertas siguen abiertas para PSE y PP.
"Me empieza a preocupar que se rehúse al diálogo y me surge la preocupación de por qué se quiere retrasar el final de ETA. ETA ha distorsionado la vida política y previamente ha vulnerado derechos humanos. El modelo que guíe el final de ETA se puede someter a discusión, pero el aferrarse a no mover nada y se recree la historia de que ETA existe y que hay ramificaciones, me preocupan", ha añadido.