Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV trabajará para que PSE "retome la Ponencia de Paz" y EH Bildu despeje "cualquier duda sobre el suelo ético"

Cree que las aportaciones al Plan de Paz "despejará" incógnitas sobre la "posición real" y pondrán fin a "enredos y juegos dialécticos" García de Salazar advierte a ETA de que el tiempo para anunciar su desarme y disolución "se acaba" y no se puede "estirar eternamente" Cree que Rajoy tiene "mucho que replantearse" tras la "explosión" de los catalanes, a los que no ve "negociando a la baja"
Cree que las aportaciones al Plan de Paz "despejará" incógnitas sobre la "posición real" y pondrán fin a "enredos y juegos dialécticos"
García de Salazar advierte a ETA de que el tiempo para anunciar su desarme y disolución "se acaba" y no se puede "estirar eternamente"
Cree que Rajoy tiene "mucho que replantearse" tras la "explosión" de los catalanes, a los que no ve "negociando a la baja"
BILBAO, 14 (EUROPA PRESS)
La secretaria del EBB del PNV, Pilar García de Salazar, ha asegurado que, aunque la ponencia de paz ha quedado "coja" y "en vía muerta" tras la marcha del PSE, la formación jeltzale trabajará para que los socialistas" retomen este foro y EH Bildu despeje "cualquier duda su aceptación del suelo ético".
A su juicio, el día 20 de septiembre, fecha en la que concluye el plazo para la presentación de aportaciones al Plan de Paz del lehendakari, se "despejarán" las incógnitas sobre las posturas y se pondrá fin a "los enredos y juegos dialécticos".
Por otra parte, ha reclamado a ETA un "paso definitivo" y le ha advertido de que el tiempo para anunciar su desarme y disolución "se acaba" y no se puede "estirar eternamente". Asimismo, ha afirmado que el Gobierno de Mariano Rajoy tiene "mucho que replantearse" tras la "explosión" de los catalanes, a los que no ve "negociando a la baja".
En una entrevista a Europa Press, la dirigente de la formación jeltzale ha asegurado que ha sido la decisión del PSE de abandonar la ponencia de paz, que causó "sorpresa y perplejidad" en el PNV, la que "ha colocado a este foro en una posición delicada, coja y en vía muerta".
En su opinión, la iniciativa nació "abierta a los cinco partidos" con representación en el Parlamento vasco, y "con la clara aspiración de aglutinar al menos a las cuatro mayoritarias", si bien, ni UPyD ni el PP "se sumaron". A su juicio, la presencia de PNV, PSE y EH Bildu dio a ese foro "la legitimidad necesaria para echar a andar con un aval social mayoritario".
Sin embargo, para García de Salazar, la ausencia del PSE modifica "el escenario porque "solo con PNV y EH Bildu", ese foro de debate carece de "esa representación mayoritaria que la legitima", lo que lo deja en "un punto muerto, sin un calendario de reuniones".
La secretaria del EBB ha asegurado que su partido seguirá "trabajando para conseguir que el PSE retorne a la ponencia", pero también "para que EH Bildu despeje cualquier duda en lo que su aceptación del suelo ético hace referencia". Ello permitiría, según ha insistido, "recuperar su actividad" y convertirla en "un instrumento con el que apuntalar el proceso de paz y normalización".
Además, se ha mostrado convencida de que "pronto" se resolverán las dudas al respecto, ya que el 20 de septiembre "expira el plazo para que partidos políticos, organismos y asociaciones "presenten sus aportaciones al Plan de Paz del Gobierno vasco". "Pronto vamos a dejarnos de enredos dialécticos y de movimientos estratégicos", ha afirmado.
Tras recordar que, "todos los partidos políticos vascos han comprometido una aportación por escrito", ha insistido que, ese día se podrá "reenfocar el asunto, porque todos van a fijar por escrito su posición real".
García de Salazar ha expresado su convicción de que la izquierda abertzale tiene que plantearse que, ante un "nuevo tiempo", la sociedad y el resto de partidos "le exige ya", una reflexión "profunda" sobre "el tiempo pasado" y "cómo se tienen que situar en el presente". "Sería bueno también que se planteen que el pedir la disolución de ETA y el daño causado ayuda a consolidar la paz y la convivencia".
La dirigente nacionalista se ha mostrado convencida de que no resulta "tan duro" para la IA admitir el suelo ético "de forma rotunda" pese a que necesiten "un tiempo de transición". "Sería deseable que la izquierda abertzale diese pasos, pero también los socialistas eran muy conscientes, cuando se conformó la ponencia, de que era un comienzo, y han exigido ya un final al que se tiene que llegar con un trabajo y con un tiempo", ha dicho.
ETA
La secretaria de la Ejecutiva del PNV ha deseado, además, que ETA "dé ya el paso definitivo" y anuncie que "se disuelve y entrega las armas". "Mi partido le está diciendo desde hace tiempo que lo tienen que decir ya, que su tiempo para esto se está acabando, que la sociedad se lo está demandando y que tiene que hacerlo para, de verdad, empezar un nuevo tiempo", ha apuntado.
En su opinión, los tiempos y situaciones "no se puede estirar eternamente", especialmente, porque "este país necesita construir la paz y convivencia". "Que ETA haga una manifestación de ese tipo, sería, de verdad, el comienzo de un nuevo tiempo. Esa manifestación de ETA sería ya un punto y final", ha insistido.
RAJOY Y CATALUÑA
García de Salazar se ha referido también a las reclamaciones soberanistas y a la celebración del multidudinario acto independentista desarrollado con motivo de la Diada. A su juicio, "vista la magnitud, el desbordamiento del acto", se puede decir que las sociedad catalana "está firmemente decidida a llevar adelante la consulta". "Y por encima de todo, creo que esto no tiene vuelta atrás en esta decisión. No les veo negociando a la baja esta posición en estos momentos", ha señalado.
Para la dirigente de la formación jeltzale, el Gobierno central "tiene mucho que replantearse", porque esa "explosión" tiene que ver "con mucho cansancio y hartazgo de intentar acuerdos por parte de catalanes, vascos y gallegos" para "intentar tener una respuesta del Estado sobre su identidad.
"Nuestras aspiraciones de ser nación, son legítimas, y se encuentran siempre con el no y la cerrazón. El Estado se tiene que dar cuenta de que hay una fuerte voluntad por conseguir que se reconozca, de una vez por todas, que Euskadi es una nación y que también tenemos derecho a decidir qué queremos hacer en el futuro", ha concluido.