Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV cree que Rajoy va a pedir el rescate "antes de lo que parece" y califica de "decepcionantes" sus palabras

Dice que "no ha aportado nada" y no ve que tenga "herramientas en la mano" que puedan dar garantías de que "esto va a empezar a funcionar"
El portavoz económico del PNV en el Congreso de los Diputados, Pedro Azpiazu, ha calificado de "decepcionante" la intervención del presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, tras el consejo de ministros, y su impresión, tras escuchar sus palabras, es que se va a solicitar el rescate a España "antes de lo que parece".
En declaraciones a Europa Press, Azpiazu se ha referido, de esta manera, a la rueda de prensa ofrecida por Mariano Rajoy en la que ha asegurado que no tiene tomada una decisión sobre la posibilidad de solicitar un rescate.
Pedro Azpiazu ha indicado que le ha sorprendido la intervención del presidente porque "no ha dicho nada de lo que esperábamos" y ha señalado que realizar una descripción de que la situación es "complicada", de que existe un problema de sobreendeudamiento y que hay que hacer recortes, es "algo que ya sabemos".
El diputado nacionalista ha afirmado que no se han "cumplido las expectativas" porque Rajoy "no ha aportado nada" y ha añadido que los mercados estaban "esperando que dijera algo, diera una clave en términos europeos o de acuerdos". "Esperábamos que dijera algo y, además, decir que él hará lo que tenga que hacer para el bien de los españoles, eso es no rechazar el rescate", ha añadido.
RESCATE
Azpiazu ha señalado que le ha dado la impresión de que "van a solicitar el rescate antes de lo que parece" y que se va a optar por esa opción "pronto". "Parece ser que lo único que le queda por saber es saber qué es lo que está pensando Draghi en concreto", ha agregado.
El diputado del PNV ha afirmado que su interpretación es que están esperando a conocer "cuáles son las exigencias" por parte de la UE para "dar el paso" de solicitar el rescate.
En todo caso, ha indicado que, "en gran medida", España ya está rescatada porque "estamos haciendo lo que Europa está mandando". "Hay una política económica muy condicionada por las exigencias europeas. ¿Cuánto más podrá exigir Europa? No lo sé, supongo que podrá exigir más, pero tampoco mucho más. Pero, si esto no es un rescate, se parece mucho", ha agregado. A su juicio, la situación es "tan delicada" que "no va a quedar más remedio que pedir sopitas a Europa".
En su opinión, hubiera sido conveniente algún mensaje "diferente" que hubiera hecho "reaccionar positivamente" a los mercados y ha indicado que, en ese sentido, ha sido "una decepción". "Esperábamos algo y no ha habido nada", ha añadido.
Asimismo, ha manifestado su preocupación porque, a su juicio, no se ha visto que el presidente del Gobierno central tenga "herramientas en la mano, ni económicas, pero tampoco políticas" ante la actual coyuntura, de manera que hubiera podido dar "ciertas garantías de que esto va a empezar a funcionar".
Por otro lado, ha considerado una "quimera" que se pueda materializar en diciembre la unión bancaria de la UE, como Rajoy ha pedido al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y a su homólogo de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. "Eso va para largo, para muy largo", ha añadido.
Asimismo, ha calificado de "error" que haya dicho que ni él ni Mario Monti entienden la evolución al alza de la prima de riesgo. "Los mercados sí saben las razones de que haya una prima de riesgo diferente y es porque aquí hay un riesgo de impago de la deuda, en el caso de rescate, bastante más elevado", ha añadido.
Por último, ha indicado que tampoco "es tan malo" reconocer que Europa les plantea "exigencias" al Gobierno del PP. A su juicio, Europa les está "poniendo los deberes en gran medida", y, aunque es "muy duro decir que tienes poco margen y que tú haces a pies juntillas lo que dice Europa", se puede decir que todas las reformas se están llevando "de la mano" con la Unión Europea.