Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PNV propone el martes una reforma del Reglamento del Congreso para impedir al PP vetar debates unilateralmente

El PNV defenderá el martes ante el Pleno del Congreso una proposición de reforma del Reglamento de la Cámara para impedir que un solo grupo parlamentario, aunque tenga mayoría absoluta, pueda vetar el debate en sesión plenaria de iniciativas avaladas por toda la oposición, una idea surgida ante "el bloqueo sistemático" del PP ante cuestiones relacionadas con el 'caso Bárcenas'.
Con su iniciativa, recogida por Europa Press, los nacionalistas vascos buscan "asegurar una mayor equidad en la toma de decisiones" mediante dos modificaciones puntuales de los artículos relativos a la confección de los órdenes del día.
En concreto, proponen que "en ningún caso" se podrá rechazar la inclusión de una iniciativa en el orden del día con la negativa de un solo grupo parlamentario si los demás lo piden y que "la mayoría válida para alterar el orden del día del Pleno sea la conformada por al menos dos grupos parlamentarios".
TIENE QUE CONTAR CON ALGÚN APOYO
De esa forma habría una "alternativa equilibrada" en la que "respetando la importancia del grupo mayoritario en la toma de decisiones, le obligue a contar con la aquiescencia de al menos un grupo parlamentario más".
Para el PNV, resulta "inaceptable y antidemocrático que el PP pueda rechazar a su antojo cualquier iniciativa que no le convenga". "La mayoría unipartidista del PP bloquea sistemáticamente las iniciativas de la oposición y eso empobrece gravemente el debate parlamentario y el valor de la propia institución", sostienen.
El portavoz del PNV, Aitor Esteban, ya sugirió esta propuesta de modificación en la comparecencia de Mariano Rajoy del pasado 1 de agosto, habida cuenta de que toda la oposición llevaba semanas exigiendo la presencia del presidente por el 'caso Bárcenas' pero el PP la bloqueaba.
También el PSOE presentó otra reforma de Reglamento para obligar al grupo mayoritario a aceptar la comparecencia del presidente del Gobierno si era pedida por toda la oposición, una iniciativa que el PP rechazó tomar en consideración hace una semana.
Tras el verano, el PP ha seguido haciendo uso de su mayoría absoluta para impedir que se incluyeran varios debates en el orden del día del Pleno del Congreso, como las comisiones de investigación pedidas por el PSOE por el 'caso Bárcenas' o la de Izquierda Plural y el BNG por el accidente de tren de Santiago.