Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV censura que Sánchez no haya telefoneado aún a los dirigentes institucionales ni al "principal" partido de Euskadi

Mediavilla cree que el caso de Pujol ha sido "utilizado como una bomba de relojería contra el proceso soberanista"
El responsable del área Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, ha censurado que el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aún no haya telefoneado a los dirigentes institucionales vascos, ni a la "principal formación política" de Euskadi, "ni tan siquiera por cortesía".
En un artículo publicado en su blog personal, el político jeltzale afirma, además, que las primeras declaraciones públicas de Sánchez "no auguran novedades reseñables en el ámbito de la territorialidad o en las relaciones que el 'nuevo' PSOE tendrá en relación a las cuestiones vasca o catalana".
"Al contrario. Sánchez ha repetido el 'mantra' del federalismo como organización del Estado, sin aportar ni indicio ni contenido que identifique qué propuesta concreta situará encima de la mesa", añade.
Tras criticar a Sánchez el "borrón evidente" que tuvo al "asociar el independentismo con lacras sociales como el paro, la crisis o la violencia de género", opina que el nuevo secretario general del PSOE es, "hoy por hoy, una incógnita por despejar". No obstante, teme que "este cambio tenga mucho de cosmético y poco de profundidad".
En cualquier caso, considera que "no resulta comprensible que, transcurrida una semana desde su elección, el líder del principal partido de la oposición española no haya cursado una llamada telefónica a la principal formación política de Euskadi, ni a los dirigentes institucionales de esta comunidad". "Ni tan siquiera por cortesía", censura.
PUJOL
Por otro lado, afirma que el expresidente de la Generalitat catalana Jordi Pujol debe "dar explicaciones tanto de cómo amasó la ingente cantidad de dinero que ahora dice tener, como de por qué lo escondió durante tanto tiempo en el extranjero". Además, insiste en que "la justicia debe ser igual para todos" y, por tanto, "quien defrauda la confianza colectiva, por muy mito que sea, deberá pagar para resarcir su culpa".
Mediavilla cuestiona "por qué se conoce ahora" este caso y agrega que "una información tan relevante como ésta, era una oportunidad inmejorable para que, utilizada como arma arrojadiza, se explosionara para favorecer el descarrilamiento de la Vía Catalana", agrega.
En este sentido, apunta que, "a tres meses y pico de plazo de la Consulta y en las vísperas de la reunión Rajoy-Mas, el afloramiento de la fortuna irregular de los Pujol ha sido utilizado como una bomba de relojería contra el nacionalismo catalán y el proceso soberanista en marcha".
"Juego sucio para desestabilizar el referéndum. Para minar conciencias. Para desmovilizar voluntades. ¿Alguien se creía que el Estado no echaría mano del juego sucio en la pugna independentista?", concluye.