Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV lamenta que, al contrario que Escocia, "aquí no haya apretón de manos y seguimos cruzando puños con el Estado"

Alex Salmond subraya que Escocia "no es Euskadi ni Cataluña" pero "el objetivo debe ser lograr un estatus igualitario entre naciones"
El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha lamentado que, al contrario de lo sucedido en Escocia en 2014 cuando sus ciudadanos pudieron votar en referéndum su permanencia en el Reino Unido, "aquí no haya apretón de manos y seguimos cruzando puños con el Estado español."
Durante la presentación en Bilbao de la edición en euskera del libro 'El sueño nunca morirá' del ex primer ministro escocés Alex Salmond, el mandatario jeltzale ha remarcado que Escocia es "un modelo" y los vascos siguen su "estela".
Por su parte, Alex Salmond ha reconocido que Escocia "no es Euskadi ni Cataluña", aunque "hay lecciones comunes que podemos sacar" y ha añadido que "el objetivo debe ser lograr un estatus igualitario entre naciones".
Entre los asistentes a la presentación de la obra ha destacado también la presencia de la presidenta del BBB, Itxaso Atutxa; los diputados Aitor Esteban y Pedro Azpiazu; la presidenta de Juntas de Bizkaia, Ana Otadui; el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto; el Ararteko, Manu Lezertua, y el presidente de la Fundación Sabino Arana, Juan Mari Atutxa, entre otros.
En su intervención, Andoni Ortuzar ha reconocido estar "muy identificado con la lucha y forma de luchar" de Alex Salmond y ha remarcado que "Escocia es para nosotros un modelo". "No tanto porque seamos realidades iguales sino porque compartimos la forma de hacer el camino y creemos que las cosas se pueden cambiar desde el acuerdo y el diálogo", ha indicado.
En este sentido, ha subrayado que las cosas se pueden hacer "con un apretón de manos", algo que en Escocia "pudieron hacer, mientras nosotros seguimos todavía cruzando puños en el Estado español".
"No creemos que es un buen camino, y nos gustaría que fuera el camino escocés el que imperara en el futuro de un Estado que tiene pendiente por resolver un problema territorial al que no puede dar la espalda", ha expresado.
Por otro lado, Ortuzar ha destacado que lo importante del referéndum celebrado en Escocia en 2014 es que los ciudadanos pudieron "decidir su futuro", más allá del resultado.
"El sueño no solo no ha muerto sino que han hecho la mitad del camino, que la gente pueda votar y eso para nosotros, que seguimos vuestra estela, es un motivo de orgullo y una pista que nos da", ha finalizado.
ALEX SALMOND
Por su parte, el ex primer ministro escocés Alex Salmond ha manifestado que, "algún día", Escocia será un país independiente, por lo que sus ciudadanos "sabemos cuál es nuestro destino, pero no cuándo sucederá".
En este sentido, ha incidido en que un hipotético abandono del Reino Unido de la Unión Europea traería consigo la creación de "diversas circunstancias" que llevarían a Escocia a abandonar el Reino Unido.
"Escocia no es Euskadi ni Cataluña, pero hay lecciones comunes que podemos sacar como la importancia de la autodeterminación. Las cosas no ocurren de la noche a la mañana", ha afirmado, para añadir que es importante "mirar el camino recorrido y el progreso realizado".
De este modo, ha remarcado que si existe una meta "es importante entender que las cosas necesitan tiempo" y que la "ambición de los pueblos debe desarrollarse dentro de un proceso democrático". "Tiene que haber un proceso político para responder a las aspiraciones de los pueblos", ha añadido.
Por todo ello, ha considerado que sea cual sea el modo, "independencia, federación, confederación"... "el objetivo debe ser lograr un estatus igualitario entre naciones".
Por último, ha destacado que desde la Segunda Guerra Mundial cerca de medio centenar de países se han independizado del Reino Unido y "ninguno ha dicho que quiere volver" a formar parte de él, ya que "cuando se gana en independencia se gestiona mejor", aunque "en teoría sería una decisión reversible".