Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV cree que se ha gestionado "mal" el caso de Uribetxebarria porque se tendría que "haber cumplido la ley hace tiempo"

El senador del PNV Iñaki Anasagasti ha censurado que el Gobierno de Mariano Rajoy ha gestionado "muy mal" el caso del preso de ETA Josu Uribetxebarria, que "se le está yendo de las manos", y ha reivindicado que se "tendría que haber cumplido la ley hace mucho tiempo" tanto en relación a este recluso como con "otros casos".
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Anasagasti se ha pronunciado de esta manera después de que este pasado jueves el ministro de Interior Jorge Fernández Díaz acusara a quienes dicen que el Gobierno ha cedido al chantaje de ETA de actuar "sirviendo a la estrategia" de la banda terrorista y advirtiera de que no otorgarle el tercer grado habría sido incurrir en "prevaricación".
"Si tiene que cumplir la ley, lo han hecho muy mal. Tendría que haber cumplido la ley hace mucho tiempo y no solamente con el caso Uribetxebarria, sino con otros casos", ha defendido el representante jeltzale.
Tras indicar que, a su entender, al Gobierno "se le está yendo el tema de las manos", ha censurado que, dado que la situación económica es "muy mala", "cada cierto tiempo, el PP se saca de la chistera un tema" como la situación de Gibraltar o el caso Uribetxeberria.
Para Anasagasti, el caso del preso de ETA, enfermo de cáncer irreversible, ha sido gestionado "francamente mal". Según ha destacado, si "le correspondía" el tercer grado a Uribetxebarria, "no hacía falta ni huelgas de hambre, ni manifestaciones, ni que Otegi se ponga en huelga de hambre".
También ha censurado que existen "dos varas de medir" porque, según ha denunciado, "el general Galindo estaba en la prisión de Ocaña, tan ricamente además, acomodado, se le concedió el tercer grado y salió de la cárcel".