Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV hará "lo posible y lo imposible" para lograr un nuevo estatus que reconozca la nación vasca y la bilateralidad

Cree que el PSE-EE "huye del debate", mientras la IA hace "escapismo en su huída hacia adelante"
El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado que su partido hará "lo posible y lo imposible" para lograr un nuevo estatus para Euskadi que reconozca a la nación vasca, su derecho a decidir y la bilateralidad porque "es posible, está testado, es compatible con un Estado unívoco hacia fuera y no rompe nada".
Además, cree que el PSE-EE "está huyendo del debate" y le ha emplazado a que diga "abiertamente" si lo que quiere es "lo que hay ahora", pero con un "poco de maquillaje", porque "nadie le pide que se haga abertzale de la noche a la mañana".
También se ha dirigido a la izquierda abertzale, a la que ha acusado a hacer "escapismo en su huída hacia adelante", para preguntarle si "es posible la bilateralidad para hacer acuerdos con la Audiencia Nacional, pero es imposible para lo de los demás".
El líder del PNV ha afirmado que los cauces legales son "la única manera de avanzar" en la profundización del autogobierno. "A la gente no hay que engañarla. Nosotros hemos hecho un planteamiento que parte de la legalidad vigente, que es respetuosa con los cauces institucionales marcados, pero que no descarta cambiarlos, y que aspira a dar a la sociedad vasca la capacidad de decisión de su futuro político", ha apuntado.
En esta línea, ha precisado que eso se lo dicen, "tanto a los que aseguran que es imposible hacerlo con el ordenamiento jurídico vigente, como a los que dicen que, como nada es posible, hay que romperlo todo y saltar al precipicio".
"Le decimos, tanto a la izquierda abertzale, que está en esa posición de saltar al precipicio, como a los partidos españoles, que dicen que no son posibles los cambios, que sí son posibles, que hay alternativa y que se puede hacer", ha manifestado.
A su juicio, lo que ocurre es que "unos y otros están más cómodos en la confrontación". "Nosotros queremos ser constructivos, queremos que Euskadi tenga un nuevo estatus jurídico-político. Hemos presentado un proyecto muy serio, que es legalmente posible, constitucionalmente estudiado y que, luego, socialmente es muy democrático", ha apuntado.
LOS CIMIENTOS DEL FUTURO
Andoni Ortuzar cree que "es el único papel que se ha puesto encima de la mesa en la ponencia de autogobierno sobre el que se van a poner cimentar los pasos del futuro político de este país".
Tras señalar que es algo que su formación se ha tomado "en serio" por ser la mayoritaria, considera que lo que han visto "en las reacciones que han tenido el resto de partidos políticos" es que su propuesta "es difícil de atacar desde el punto de vista legal, constitucional y político".
El presidente del PNV ve "sensibilidad suficiente" con la actual representación en las Cortes Generales para que se pueda pasar a un régimen de bilateralidad entre el Estado y Euskadi. "Nosotros vamos a ser pesados e insistentes con este tema porque es la solución para el encaje de Euskadi en esta nueva Europa, en la nueva realidad europea y en un ámbito supranacional vasco", ha apuntado.
En esta línea, ha indicado que los jeltzales ven "perfectamente posible un reconocimiento de Euskadi como nación, que tenga una traslación a que se le reconozca como sujeto político, que lo es, y que ese sujeto político tenga una relación de bilateralidad con el Estado".
"No es nada extraterrestre lo que estamos planteando. Es lo que sucede con el Concierto Económico. Ya tenemos una prueba de que eso es posible y de que funciona", ha insistido.
Tras reiterar que es compatible "con tener un Estado unívoco hacia fuera" porque "no rompe nada", ha precisado que a los vascos les daría una capacidad de autogobierno que hoy no tienen "y, sobre todo, de que ese autogobierno se respete en el futuro y de que no haya injerencias de otros poderes sobre el autogobierno vasco".
REFORMA CONSTITUCIONAL
Andoni Ortuzar ha asegurado que ellos ya han puesto su modelo sobre la mesa, mientras que el PSOE y el PSE-EE "todavía no han puesto sobre la mesa en qué consiste su sistema de federalismo asimétrico".
"Nosotros nos hemos leído con muchísima atención los folios que salieron de aquel Congreso de Granada, hemos leído todas las declaraciones que han hecho los dirigentes socialistas, pero no nos han dado ninguna pista cierta de qué es eso de la lealtad federal", ha añadido.
En este sentido, ha aseverado que "el día que lo pongan encima de la mesa", su partido lo leerá "con mucha atención" y contestará. En todo caso, ha afirmado que ahora lo que toca es hablar sobre los documentos presentados en la ponencia de autogobierno.
"Nosotros nos vamos a leer con muchísima atención los documentos de los demás partidos y pedimos lo mismo con el nuestro, y dejar de escondernos, porque el PSOE se esconde detrás de la reforma constitucional, lo fía todo a ello, pero eso lo que demuestra es que no quieren entrar a la cuestión", ha dicho.
En su opinión, "los socialistas están huyendo del debate" y que sea "otro el que se retrate". "Nos toca a todos, y si no tienen proyecto para este país o si su proyecto es lo que hay ahora, con un poquito de maquillaje, que lo digan abiertamente, no pasa nada", ha dicho. En este contexto, ha explicado que "nadie les pide que se hagan ahora abertzales de la noche a la mañana, pero que digan lo que quieren".
Asimismo, ha manifestado que la izquierda abertzale "hace escapismo, hace huída hacia adelante", al asegurar que no es posible la bilateralidad. "¿Es posible la bilateralidad para hacer acuerdos con la Audiencia Nacional, pero, luego, es imposible para lo de los demás, no?. Hay que ser un poco más serios en todo esto", ha apuntado.
En su opinión, hay ser consciente de que lo que hay "entre manos" es la obligación "de dar al autogobierno vasco y al estatus jurídico político para nuestra nación un horizonte de equis años, los que sean". "Si somos capaces de dar un acuerdo muy sólido y muy plural, será para muchos años. Si es menos sólido y menos plural, será para menos tiempo, pero nosotros, el PNV, vamos a hacer todo lo posible y lo imposible porque esta vez pueda ser", ha dicho.