Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV impulsará un "acuerdo constituyente" para Euskadi en 2015

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, se ha comprometido a impulsar "un acuerdo constituyente" para la nueva "Euskadi en paz y en libertad", que quiere que las Cortes Generales refrenden en 2015. El líder nacionalista explicó que su proyecto es "Euskadi, nación europea", con fórmulas de bilateralidad con España. Asimismo, demandó el reconocimiento de "su realidad nacional", "tener voz en el mundo" y decidir su futuro en libertad.
Urkullu ha realizado estas manifestaciones en la Casa de Juntas de Gernika, a donde se ha desplazado el PNV, que no se ha sumado a la celebración de la aprobación del Estatuto de Gernika organizado por el Gobierno vasco para esta tarde.
En un acto cargado de simbolismo, ante medio millar de militantes y bajo el árbol de Gernika, El líder jeltzale ha manifestado que, con la "recuperación de la pluralidad política" y la desaparición "definitiva de la violencia", el próximo mandato parlamentario en las Cortes debe "dar paso a la articulación de un consenso de amplia base" que "actualice la voluntad política, el derecho, del pueblo vasco".
"EUSKADI, NACIÓN EUROPEA"
"Un acuerdo sustentado en el diálogo, que dé pie a una nueva formulación jurídico-política que respete los derechos de la mayoría y de la minoría. Un acuerdo con fórmulas de bilateralidad, que preserve la convivencia de identidades y realidades nacionales distintas, un acuerdo constituyente de la nueva Euskadi que queremos", ha precisado, para agregar que el proyecto del PNV es "Euskadi, nación europea".
En su intervención, ha recordado que la aprobación del Estatuto de Gernika el 25 de octubre de 1979 fue "el punto de partida de un nuevo proyecto político, sustentado en la voluntad de la ciudadanía" y "un paso en la construcción de la nación vasca".
"El Estatuto de Gernika fue una escala del viaje a la libertad del pueblo vasco", ha explicado, al tiempo que ha recordado que esta Ley Orgánica fue refrendada en su momento con una "reserva explícita de soberanía y de derechos que se reservaba el pueblo vasco en razón a su voluntad democrática".
COMPROMISO PARA CONQUISTAR LA SOBERANÍA
Frente a quienes celebran esta fecha para "evocar el hecho autonómico", ha señalado que su formación política lo tiene presente como "referencia política de libertad, de exigencia, de compromiso para conquistar la soberanía originaria del pueblo vasco".
Ha reprochado que este marco jurídico ha sido "violentado e ignorado" por los sucesivos gobiernos de España, ha sido puesto en "entredicho" y sus contenidos prácticos "sometidos a recortes, a la reinterpretación y al incumplimiento".
Según ha puntualizado, han tenido que transcurrir "más de 30 años" para que se hayan transferido a Euskadi las competencias reconocidas en esta Ley orgánica, pero que ese reconocimiento "no ha llegado por derecho propio", sino por el "interés coyuntural y urgente de gobiernos necesitados de apoyo parlamentario".
En ese sentido, ha apuntado que el desarrollo estatutario ha sido una "mala experiencia". "La experiencia de ver un Estado que se resistía, una y otra vez, a cumplir con sus compromisos, que han sido rescatados, también una y otra vez, por el tesón y la capacidad negociadora del PNV", ha enfatizado.
"ENCAJE PENDIENTE"
Urkullu ha afirmado que, como su partido había señalado, el "contencioso vasco" permanecerá una vez que ETA haya desaparecido, ya que el "encaje" del pueblo vasco en los Estados francés y español, así como el nuevo proyecto europeo "sigue pendiente de resolución".
"Ahora nos corresponde encontrar su acomodo, sin el obstáculo de la violencia de por medio", ha asegurado.
En su opinión, la solución al problema del reconocimiento "nacional" debe tener "su propio espacio, su propia iniciativa y su propia resolución".
Desde ese punto de vista, ha señalado que el próximo mandato parlamentario en las Cortes Generales debe "dar paso" a la articulación de "un consenso de amplia base" que "actualice la voluntad política, el derecho, del pueblo vasco".
En ese sentido, ha precisado que su pretensión es "actualizar la "lege zaharra" (ley vieja) en "lege berria" (ley nueva), un "nuevo estatus" que tenga como base "el pacto y el acuerdo" en el ámbito político, así como "la bilateralidad y las garantías" en el ámbito jurídico.
A su juicio, Euskadi "quiere y puede" el reconocimiento de su "realidad nacional", tener "voz en el mundo" y decidir su futuro "en libertad". "Este es nuestro compromiso. En 1839 se abolieron los Fueros. Se abolió la "lege zaharra" de este Pueblo. En 2015 refrendaremos la "lege berria". Un acuerdo constituyente para la neuva Euskadi en paz y libertad, un nuevo estatus político para Euskadi", ha insistido.
En el acto, en el que muchos militantes portaban pegatinas con el lema en euskera "Es nuestro tiempo de avanzar, nuevo estatus político ahora", han estado presentes el ex lehendakari, José Antonio Ardanza, el diputado general de Vizcaya José Luis Bilbao, la presidenta de las Juntas Generales de Vizcaya Ana Madariaga, el candidato al Congreso por Vizcaya Josu Erkoreka, la secretaria del EBB, Belén Greaves, así como otros cargos públicos e internos.