Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV "ayuda en todo lo posible, desde la discreción", a que se den los pasos que faltan por recorrer para afianzar la paz

Recuerda que la disolución de ETA es "una exigencia" y pide que no se entre en disquisiciones de si es primero el desarme o la desaparición
El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, ha asegurado que su partido "ayuda en todo lo posible, desde la discreción", a que, "cuanto antes", se den los pasos que faltan por recorrer para afianzar la paz.
Tras recordar que todo lo que hace la formación jeltzale tiene como objetivo que "todos puedan convivir en la sociedad vasca" y no para "salvar la responsabilidad" que tienen la izquierda abertzale y ETA, ha destacado que la disolución de banda es "una exigencia" y ha pedido que no se entre en "disquisiciones" de si es primero el desarme o la desaparición.
En declaraciones a Europa Press, Urkullu ha asegurado que procederá "con absoluta discreción hasta que las cosas estén hechas", y ha manifestado que el 20 de octubre de 2011 se conoció el comunicado de cese definitivo de la acción armada por parte de ETA, "como consecuencia de algo que toda la izquierda abertzale dijo que era unilateral".
"Yo subrayo que fue la izquierda abertzale, y también la organización terrorista, quien habló en enero de 2011 de un proceso unilateral. Sabemos, por lo tanto, cada uno lo que tenemos que hacer", ha manifestado.
En este sentido, ha apuntado que se han encontrado este tiempo que, "desde la situación interna que pueda vivir la izquierda abertzale, se quiere poner la pelota en el tejado de los demás, una y otra vez".
"Los demás llevamos mucho tiempo sin tener ninguna responsabilidad, no ya en la práctica del terrorismo, sino tampoco en su justificación. Llevamos mucho tiempo intentando ayudar para poder construir una sociedad en la que quepamos todos, desde la diversidad, desde la pluralidad, desde la diferencia ideológica. Llevamos ayudando mucho tiempo a esto", ha indicado.
En este sentido, ha precisado que el PNV está "ayudando" a lograr este objetivo, pero ha advertido de que no lo hace "para salvar la cara" o "para salvar la responsabilidad que tiene la izquierda abertzale, ni mucho menos la responsabilidad que tiene la organización terrorista ETA".
El presidente del EBB ha indicado que quiere pensar que, "siendo muy complicado, muy difícil, la izquierda abertzale sabe lo que tiene que hacer y el PNV también sabe lo que tiene que hacer".
"CAMINO POR RECORRER"
A su juicio, "evidentemente", queda camino por recorrer "en el tema de las víctimas, del desarme de ETA, del desmantelamiento de su estructura militar, la desmilitarización", así como "en el reconocimiento real del sufrimiento de las víctimas provocadas por la organización terrorista".
Además, ha señalado que la banda también tiene que "dejar libres a sus propios presos y no tenerles en cautividad para que sean ellos los que decidan libremente, personalmente, las vías de reinserción a las que se quieran acoger".
En cuanto al Gobierno del PP, ha apuntado que tiene también "por recorrer un camino en la aplicación de una política penitenciaria que favorezca las vías de resocialización de las personas privadas de libertad".
"Queda mucho por recorrer y el PNV estará ayudando en todo lo posible, desde la discreción absoluta, para que todo esto se vaya haciendo con bases firmes y cuanto antes", ha apuntado.
Iñigo Urkullu ha rechazado hacer "cábalas" sobre fechas para una posible disolución de ETA y ha manifestado que "ha puesto muchas veces mojones de alerta y de advertencia sobre que 'hay que seguir trabajando'".
"Pero ojalá la disolución de ETA fuera ahora mismo, mañana, antes que pasado mañana, y es la exigencia que tenemos del PNV, que ETA se disuelva, que no entremos en esta disquisición de desarme, desmantelamiento frente a disolución, o qué es lo primero y qué es lo posterior", ha apuntado.
En esta línea, ha manifestado que tienen claro que la banda "tiene que disolverse". "Yo no sé si se disolverá con un gesto o de manera discreta, no lo sé. Tendría que haber una habilitación parlamentaria que es lo que el PNV también hemos dicho de constatación de que estamos ya en un tiempo nuevo, habiendo dejado atrás, no ya la práctica de la violencia, sino la amenaza de la violencia".
A su juicio, "lo lógico" es que la banda desaparezca "para que todos nos sintamos libres". "Pero no hago cábalas ni conjeturas de los periodos ni de los tiempos. Yo estoy en el proceso del trabajo que tiene el PNV", ha indicado.
DOCTRINA PAROT
Iñigo Urkullu se ha referido también a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que "echó por tierra" la denominada 'Doctrina Parot', y se ha mostrado convencido de que la Gran Sala del Tribunal de Estrasburgo ratificará este fallo, al resolver el recurso presentado por el Gobierno español.
En este sentido, ha recordado que su partido siempre ha defendido que "habría que derogar la llamada 'doctrina Parot'". "Yo al presidente del Gobierno español, al PP, le he manifestado, una y otra vez, cuáles son las consideraciones del PNV sobre el final de la violencia, y no sólo he participado en las consideraciones, sino que he hecho mis aportaciones sobre lo que piensa el partido en lo que puedan ser elementos para trabajar en el final de la violencia", ha señalado.
En este sentido, ha precisado que una de las "claves" es la política penitenciaria. "Esto se lo hemos comunicado al presidente del Gobierno español y yo no le tengo que dar cuentas a nadie más", ha añadido.