Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV respaldará la iniciativa del Parlament y asegura que los casos vasco y catalán no se encauzará con "la cerrazón"

"Con la respuesta negativa a la propuesta catalana, el Estado no tendrá un problema, tendrá dos", advierte
El secretario de Relaciones Institucionales del PNV, Koldo Mediavilla, ha anunciado que el PNV respaldará este martes la iniciativa del Parlament de Cataluña para que se delegue a la comunidad catalana la competencia para convocar referéndums y ha asegurado que los casos vasco y catalán "no encontrarán cauce de solución a través de la cerrazón política". En este sentido, ha advertido de que, "con la respuesta negativa a la propuesta catalana, el Estado no tendrá un problema, tendrá dos".
En un post colgado en su blog, titulado 'Legalidad, referéndum y voluntad política en las Cortes españolas', recogido por Europa Press, Mediavilla ha recordado que el Congreso de los Diputados debate mañana una Proposición No de Ley aprobada por el Parlament de Cataluña, en la que se solicita la delegación a la Generalitat de la competencia para convocar un referéndum "sobre el futuro político de aquel país".
El dirigente jeltzale ha señalado que "el resultado del debate parece cantado", ya que PP y PSOE "votarán en contra cerrando la puerta, una vez más, a encauzar un problema político de primerísimo nivel a través del diálogo y de las oportunidades que la legalidad vigente permite".
"La iniciativa catalana, en contra de lo que se está diciendo por parte del PP y también de los socialistas, se sostiene en el amparo constitucional. Así lo afirma el proyecto aprobado por el Parlament 'en la medida en que ésta (la Constitución) no excluye la posibilidad de un referéndum consultivo en el ámbito de una comunidad autónoma ni establece límites en cuanto a su contenido'", ha apuntado.
Koldo Mediavilla ha apuntado que "el argumento jurídico que sustenta este principio de legalidad" es el recogido en el artículo 149.1.32 de la Carta Magna que "reserva al Estado la autorización de la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum", tal como establece también la Ley Orgánica 2/1980, de 18 de enero sobre regulación de las distintas modalidades de referéndum, que desarrolla dicho artículo.
Sin embargo, ha recordado que el artículo 150.2 de la Constitución permite al Estado "transferir o delegar en las comunidades autónomas, mediante ley orgánica, facultades correspondientes a una materia de titularidad estatal que por su naturaleza sean susceptibles de transferencia o delegación".
"Por lo tanto, la autorización de la convocatoria de referéndums se configura técnicamente como una competencia estatal, de acuerdo con el artículo 149.1.32 de la Constitución, y, de hecho, como una facultad transferible o delegable en base al artículo 150.2 de la Constitución", ha aseverado.
Asimismo, ha indicado que, "tratándose de un referéndum consultivo y de ámbito territorial autonómico, no nos hallamos ante un caso en que la naturaleza de la materia haga inaplicable el artículo 150.2 de la Constitución".
"Esta conclusión se refuerza con el margen de apreciación política que permite este precepto y puede depender también de la forma, el alcance y las condiciones en que se articule la cesión del ejercicio de la competencia estatal", ha añadido.
"NUEVA OPORTUNIDAD PERDIDA"
No obstante, ha manifestado que, "muy a pesar de todo ello, todo parece indicar que, ni apelando a la propia legalidad que sacralizan PP y PSOE, la iniciativa aprobada mayoritariamente por el Parlamento de Catalunya saldrá adelante". "Será una nueva oportunidad perdida para embridar un conflicto que el Estado español y sus representantes mayoritarios prefieren que cabalgue desbocado", ha dicho.
En este sentido, ha asegurado que "el PNV, una vez más, estará con la decisión democrática de Catalunya y respaldará la propuesta". De esta forma, su portavoz, Aitor Esteban, "avalará la idoneidad del procedimiento y avisará de que ni el caso catalán ni el vasco encontrarán cauce de solución a través de la cerrazón política".
"Ya lo dijo recientemente el Tribunal Constitucional: el reconocimiento al derecho a decidir de Euskadi o de Catalunya no es sino un problema de voluntad política, y la voluntad se expresa admitiendo el diálogo y ejercitando la democracia. Nunca imponiendo. Con la respuesta negativa a la propuesta catalana, el Estado no tendrá un problema, tendrá dos", ha concluido.