Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP de Álava tiene la "convicción" de que Garoña "no se va a reabrir" por las condiciones de seguridad impuestas

El presidente del PP de Álava, Javier De Andrés, asegura tener la "convicción" de que la central nuclear de Garoña "no se va a reabrir" por las condiciones de seguridad impuestas por el Gobierno del PP y el Consejo de Seguridad Nuclear.
En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, ha dicho, ante la posible reapertura de la central nuclear de Garoña (Burgos), que Garoña "lleva tres años cerrada y no hay ningún indicativo real objetivo de que se vaya a reabrir".
"Lleva tres años cerrada porque económicamente no era viable, porque las exigencias que el Gobierno central, y, particularmente, el Consejo de Seguridad Nuclear, pusieron hace tres años no hacen viable esa operación, no resulta rentable reabrir Garoña", ha reiterado.
En ese sentido, ha indicado que, "así como la prórroga que dio el Gobierno socialista no le puso ninguna condición de seguridad adicional, el PP sí estableció hace más de tres años una serie de condiciones que hacían inviable la continuidad de Garoña, y se cerró en ese momento".
De Andrés ha señalado que la empresa "ha planteado las reformas" que se le han pedido y "va organizando una a una", pero "eso no hace viable Garoña".
"Yo tengo la convicción de que no se va a reabrir porque las exigencias de seguridad que no cumple en este momento hacen que sea tan caro reabrirla como para que la decisión final sea la de cierre, que realmente es la situación que ya estamos viviendo", ha insistido.
De Andrés ha reiterado que Garoña "ya está cerrada, aunque algunos parece que lamentan esta situación y quisieran que estuviera abierta para tener motivo de queja". "Yo creo que Garoña está cerrada y va a seguir cerrada", ha concluido.