Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP desconoce si Barberá volverá al Pleno del Senado, que debatirá una moción del PSOE contra el aforamiento

El PP desconoce si la exalcaldesa de Valencia y senadora Rita Barberá volverá al Senado la semana que viene para participar en el segundo Pleno de la legislatura, el día 29 de marzo, y en el que se debatirá a propuesta del PSOE una moción contra el aforamiento de diputados y senadores.
"No le puedo contestar a esa pregunta porque no lo sé. Yo no he hablado con ella", ha sido la respuesta de Javier Arenas, secretario general del Grupo Popular en el Senado y vicesecretario de Política Autonómica de este partido.
La exalcaldesa participó en el primer Pleno, la semana pasada, porque según afirmó ante los medios de comunicación no tenía por qué esconderse. Horas antes, había ofrecido una rueda de prensa en la que volvió a desvincularse de los hechos que se investigan en los casos Imelsa y Taula, el supuesto blanqueo de capitales por parte del PP valenciano, y en la que defendió su honradez.
En el Pleno de la semana que viene se debatirá precisamente una propuesta del PSOE que defiende una reforma "urgente" de la Constitución, "con el mayor consenso posible", para eliminar el aforamiento de senadores, diputados y miembros de las asambleas legislativas autonómicas.
FOTO DE GRUPO
El portavoz socialista en el Senado, Óscar López, ha explicado que este asunto forma parte del acuerdo de Gobierno alcanzado entre su partido y Ciudadanos y que el PSOE ha decidido plantear el debate en el Senado. "Estamos viviendo la situación de Rita Barberá y será importante conocer la posición de todos los grupos. Veremos el PP", ha dicho.
Óscar López ha asegurado que los ciudadanos no entienden que se mantenga esta figura, la protección judicial a los parlamentarios, de manera que sólo puedan ser juzgados por Tribunales Superiores y después de que den permiso para ello sus cámaras parlamentarias, que tienen que aprobar un suplicatorio, la retirada temporal de ese fuero.
La supresión pasa sin embargo por una reforma constitucional, ha admitido el portavoz. "Pero es importante que haya un pronunciamiento del Senado, porque se verá la posición política de todos los grupos, quedará votado y dicho para el futuro", ha añadido.
El debate de la iniciativa tendrá lugar el martes y será entonces cuando los grupos fijen posición y negocien enmiendas. El vicepresidente primero del Senado, Pedro Sanz (PP), ha adelantado hoy sin embargo que su partido es partidario de limitar el aforamiento tanto de senadores como de diputados y parlamentarios autonómicos.
REFORMA URGENTE DE LA CONSTITUCIÓN
La propuesta socialista que se votará el martes es concisa: el Senado ve necesaria una reforma urgente de la Constitución para "la supresión del aforamiento" a esos cargos públicos señalados. Pero esta iniciativa va acompañada de una exposición previa en la que el PSOE señala que esta protección para el ejercicio de la política pudo tener sentido cuando se creó, pero no hoy.
"La ciudadanía percibe esta institución como un privilegio innecesario", se afirma, "especialmente cuando asiste a situaciones injustificables de aferramiento al escaño que sólo se explican como último resquicio para evitar una investigación judicial".
Y añade el PSOE las constituciones alemana, francesa o italiana no prevén esta protección para sus miembros del parlamento, que sí existe por ejemplo en Bélgica o Grecia pero sólo para delitos cometidos en el ejercicio de las funciones políticas.