Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP ve en el "chantaje" de la CUP al Gobierno catalán un aviso a quien se plantee alianzas "con partidos radicales"

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ha calificado de "chantaje" a la Generalitat de Cataluña la decisión de la CUP de romper con Junts pel Sí y ha asegurado que es un "aviso a navegantes", una advertencia de qué le pasará a quien se plantee alianzas "con partidos radicales y extremistas".
"Cuando uno pide apoyo a radicales antisistemas las turbulencias aparecen en el viaje", ha dicho Levy en rueda de prensta tras la reunión del Comité de Dirección del PP este lunes, en el que se ha analizado el resultado de la asamblea de la CUP del fin de semana.
Levy ha asegurado que a su partido le preocupa este "nuevo órdago, nueva amenaza" de la CUP y que los catalanes dependan "de las decisiones de esa asamblea". "Lo que mal empieza mal acaba", ha añadido, en referencia a los problemas que ya tuvo Junts pel Sí para lograr el apoyo de esa formación para poder elegir al presidente de la Generalitat tras las elecciones.
"Es un aviso a navegantes, un buen aviso: quien hace alianzas con partidos radicales, extremistas, que quieren reventar el sistema, se puede ver abocado a la inestabilidad permanente, continua, que no favorece en nada lo que necesitan los catalanes", ha afirmado.
Y LA GENERALITAT SE DEJA CHANTAJEAR
La dirigente 'popular' también ha considerado preocupantes que, a ojos del PP, la Generalitat al mismo tiempo "se deje chantajear por la CUP", cuando este partido no piensa en los intereses generales de los catalanes, ha asegurado.
Por otro lado, Andrea Levy ha reclamado al PSC que no haga "el juego" al independentismo y no se sume a las protestas contra las resoluciones del Tribunal Constitucional en los conflictos de competencia entre Cataluña y el Estado, porque "un partido constitucionalista" no puede ir contra resoluciones del alto tribunal.
La dirigente catalana ha añadido que encuentra "desnortado" al PSC "en cuestiones fundamentales". "Un partido responsable no se puede sumar a los partidos irresponsables y que están haciendo un órdago al Estado de Derecho", ha subrayado.