Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP de Canarias se querella contra la jefa superior de Policía en las islas

El presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, anunció hoy que su partido ha presentado una querella criminal contra la jefa superior de Policía de Canarias, Concepción de Vega, y contra otras siete personas por la presencia de un periodista en la declaración policial del denunciante del caso Faycan, en enero de 2007.
La querella criminal, por prevaricación y falsedad documental, incluye al entonces jefe superior de la Policía Nacional en Canarias Narciso Ortega; al denunciante del caso, Francisco Benítez Cambreleng; a los dos policías que le tomaron declaración; al periodista que supuestamente asistió al acto; al director de su medio, Canariasahora.com, Carlos Sosa; y al propietario, José Francisco Henríquez.
En declaraciones a los periodistas, José Manuel Soria, también vicepresidente del Gobierno de Canarias, señaló que no se descarta ampliar la querella a la delegada del Gobierno de España en Canarias, Carolina Darias, entonces subdelegada del Ejecutivo en Las Palmas.
Añadió que su partido no descarta llamar a declarar a José Segura, entonces delegado del Gobierno en Canarias, ni a Domingo Medina, que era su asesor en materia de seguridad, porque "esto no ha hecho más que empezar".
En el caso Faycán, sobre una supuesta trama de corrupción descubierta en el ayuntamiento de Telde (Gran Canaria), figuran como imputadas 34 personas, entre ellas el que fuera alcalde de Telde, Francisco Valido (PP), que tuvo que dimitir por su implicación en el caso, varios concejales de su partido, empresarios y empleados municipales.
Soria afirmó que la declaración del denunciante del caso se produjo en su domicilio a lo largo de varias semanas ante los policías Juan Murillo y José Antonio Ayuso, en presencia del periodista Alexis González, que a su vez redactaba las declaraciones, introducía modificaciones y e iba publicando una parte en Canariasahora.com.
De acuerdo con la denuncia del PP, Concepción de Vega fue la persona que contactó con el denunciante del caso, quien está implicado en el mismo por presunto cohecho, para que el periodista participara en esa declaración policial.
Soria, que denominó este episodio como "el caso Alexis", preguntó si el entonces jefe superior de Policía en Canarias, quien actualmente ocupa el mismo puesto en Cataluña, autorizó esta "operación sórdida", o si fue Carolina Darias. "Pasan los días y no dicen nada", señaló.
Carolina Darias ha desmentido que hubiera un periodista, pero José Manuel Soria afirmó que "está mintiendo, sabe que eso es verdad" y cuanto más tarde en reconocerlo "peor para ella".
Lo que los ciudadanos quieren saber es cómo a una persona "que se presenta confesando que ha cometido un delito de cohecho", en referencia a Francisco Benítez Cambreleng, en lugar de tomarle declaración en comisaría se le toma declaración en su domicilio con un periodista publicándolo, dijo el presidente del PP canario.
En cuanto a una supuesta reunión que mantuvo Soria con Benítez Cambreleng en la que, según publicó la revista "Época", este habla de presuntas irregularidades policiales, el líder del PP canario no hizo declaraciones y se remitió a las respuestas parlamentarias que dará el próximo miércoles en la Cámara regional al grupo Socialista.
Esas conversaciones a las que alude "Época", según Benítez Cambreleng, fueron grabadas sin su consentimiento y han sido manipuladas.
El presidente del PP también se refirió al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ayer en el Congreso de los Diputados pidió al PP que "deje de ensuciar con su basura" a las instituciones del Estado, cuando fue preguntado por este asunto por la diputada popular María del Carmen Guerra.
"Rubalcaba es el campeón de la basura política desde hace muchos años", y ya estaba "en los años mas turbios de la democracia", dijo Soria, para quien el ministro ha perdido "una magnífica oportunidad" de aclarar si es verdad "que él consintió, toleró y autorizó que un periodista estuviese en una declaración policial".