Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP rechaza en el Congreso renunciar a la reforma del sistema de elección de alcaldes antes de las municipales

El PP ha rechazado este jueves en el Pleno del Congreso una moción de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) exigiéndole que renuncie a cambiar el sistema de elección de alcaldes antes de las municipales de mayo de 2015. Es la segunda vez en las últimas semanas que los 'populares' tumban una moción pidiéndoles que garanticen la aplicación de la legislación vigente en los próximos comicios locales.
La idea de cambiar el sistema de elección de los alcaldes para primar al candidato de la lista más votada fue relanzada por el PP el pasado julio e incluida en el paquete de medidas de regeneración que el Gobierno ofreció a los grupos parlamentarios tras el verano, pero las reticencias de buena parte de la oposición llevó a que el asunto fuera excluido de las conversaciones parlamentarias y se trasladaran a una mesa paralela de partidos liderada por el PP.
Sin embargo, desde entonces apenas ha trascendido noticia de los encuentros que ha llevado a cabo la dirección del partido, más allá de la negativa de Coalición Canaria, la primera formación consultada, y mientras tanto todos los grupos de la oposición apoyaron en el Congreso una moción de UPyD exigiendo relegar esta reforma hasta después de las municipales.
El portavoz de Izquierda Plural, José Luis Centella, interpeló hace una semana al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para intentar que desechase cambiar ahora la ley electoral, a escasos meses de las elecciones, pero como el Gobierno no cerró la puerta este miércoles IU-ICV ha presentado en el Pleno del Congreso una nueva moción para intentar que se desista de cualquier reforma electoral relativa al método de elección de alcalde que implique "una disminución en la proporcionalidad".
El PP, con el respaldo de su socio electoral de UPN y del Foro Asturias, ha tumbado la moción, mientras que CiU y el PNV han preferido abstenerse desconfiando de la mención a la proporicionalidad por parte de IU. El texto ha sido apoyado por el PSOE, UPyD, ERC, BNG, CC-NC, Compromís-Equo y Geroa Bai.
EL PP SE NIEGA A QUE LE MANDEN RENUNCIAR
Según explicó el representante del PP durante el debate de la moción, Juan Carlos Vera,aunque la idea de primar la lista más votada todavía no se ha plasmado ni en un proyecto de ley ni en una proposición de ley, el Gobierno y el PP no van a "desistir de su derecho" de presentar propuestas de reforma electoral.
Además, ha aprovechado para cuestionar la respuesta de la oposición ante la reforma. A su juicio, se podrá hablar de intencionalidad o de oportunidad, pero "carece de rigor estar cambiando continuamente de posición" y "tampoco es responsable la posición de aquellos que rechazan hablar sobre temas que están en sus programas electorales", en alusión al PSOE.
Para la socialista Susana Sumelzo, "las reglas del juego no se pueden cambiar por intereses partidistas" y menos a cinco meses de unas elecciones. Montserrat Surroca, de CiU, cree que toda reforma electoral debe ir precedida de un debate serio y profundo y en este caso hay que posponerlo hasta la siguiente legislatura.
La moción de Izquierda Plural incluyó otros dos puntos para "profundizar" en medidas de regeneración democrática en el ámbito local para, entre otras cosas, garantizar plenos municipales "plurales, abiertos, participativos y transparentes", y para reforzar las comisiones informativas y mecanismos de destitución a través del Pleno. Estos asuntos no suscitan un apoyo unánime y se han votado aparte, siendo también rechazados por el PP.