Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP cree que no es necesario reformar el Estatuto vasco y rechaza los "nada edificantes" ejemplos de Cataluña e Ibarretxe

El PP vasco considera que no es necesario reformar el Estatuto de Autonomía de Gernika, dado que para solucionar los problemas de Euskadi no se "requiere" modificar este marco, sino cambiar otras normas como la Ley de Territorios Históricos (LTH) y la Ley Municipal. Además, considera que en el debate sobre este asunto hay que "huir como de la peste" de ejemplos "nada edificantes" como los del proceso catalán o el 'Plan Ibarretxe'.
El portavoz del PP en la Cámara autonómica, Borja Sémper, ha presentado este martes la propuesta de su grupo para la Ponencia de Autogobierno, el foro parlamentario en el que se debate sobre una posible reforma del estatus político de Euskadi.
Sémper, en una rueda de prensa en Vitoria, ha reconocido que tanto el Estatuto, como la Constitución, "se pueden reformar" si se alcanza un consenso suficiente en el Parlamento vasco y en el Congreso de los Diputados, respectivamente.
No obstante, en el caso de Euskadi, ha asegurado que el PP "no ha identificado problemas graves ni no graves que requieran de una reforma del Estatuto de Gernika". De hecho, en el documento aportado por el Partido Popular a la Ponencia de Autogobierno se indica que "las reformas que necesita Euskadi no son tanto de su Estatuto de Autonomía, como de las normas que vertebran política y administrativamente Euskadi".
Según ha explicado, el PP es partidario de modificar la Ley de Territorios y la Ley Municipal para dotar de más competencias y financiación a las diputaciones forales y a los ayuntamientos. De esa forma, ha afirmado, se podrá hacer frente al proceso de "recentralización" que, a su juicio, ha impulsado el Gobierno vasco.
Sémper ha confiado en que el debate sobre el autogobierno vasco no derive en un contexto de enfrentamiento como el que, según ha dicho, se produjo entre 2004 y 2005 con el 'Plan Ibarretxe', la propuesta de nuevo estatus vasco impulsada por el entonces lehendakari del PNV.
También considera que "hay que huir como de la peste" del ejemplo de Cataluña, donde el proceso independentista ha dado lugar a una situación que, según ha manifestado, resulta "nada edificante".