Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP vasco dice que el Gobierno aplicará la Ley con Bolinaga, pero no actuará "al antojo" de Batasuna o de Urkullu

Advierte de que "no se burlará la legalidad democrática para lograr un escenario de impunidad desde las cárceles"
El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Leopoldo Barreda, ha afirmado que el Gobierno garantizará que se aplique la Ley en el caso del preso de ETA Josu Uribetxebarría Bolinaga, enfermo de cáncer, pero no actuará "al antojo de Batasuna". Además, se ha dirigido a quienes realizan huelgas de hambre, "lo aparentan o hacen ayunos de un día", para asegurar que "no se burlará la legalidad democrática para lograr un escenario de impunidad desde las cárceles".
En declaraciones a Europa Press, Barreda ha insistido en que el caso de Bolinaga y las protestas para pedir su excarcelación son "una serpiente de verano", y ha señalado que "la legalidad democrática prevé estas situaciones, prevé qué hacer y es lo que se está haciendo".
"El Gobierno está aplicando la Ley, analizando las pruebas médicas correspondientes, el diagnóstico también es necesario, y para eso se ha trasladado a Bolinaga al Hospital Donostia. El Gobierno va a seguir cumpliendo la Ley, diga lo que diga el mundo de Batasuna y parezca lo que le parezca al señor Urkullu", ha añadido en referencia también a las declaraciones del presidente del EBB del PNV, en las que ha pedido que se cumpla la legalidad en el caso de este preso.
En este sentido, ha considerado "llamativa la coincidencia del nacionalismo" en torno a esta cuestión, y ha indicado que "aquí sólo cabe aplicar la Ley". "Para viejos tiempos, aquéllos en los que Batasuna pretendía imponer por la fuerza sus planteamientos en los que respaldaba la actuación del terrorismo y pretendía la impunidad de los terroristas. Esa situación, que hoy se sigue produciendo, por lo que vemos, es incompatible con la democracia", ha apuntado.
A su juicio, "la democracia es justicia, no impunidad, la democracia es la aplicación de la Ley y no el capricho y el antojo para que un señor entre o salga de prisión". "La Ley se aplicará. El PP y el Gobierno garantizarán la aplicación de la Ley, en los términos previsto por la legislación, y no por el antojo o capricho de Batasuna", ha reiterado.
"MOVILIZAR A SU PARROQUIA"
Para el representante popular, con esta "serpiente de verano, se pretende aparentar fortalezas o movilizar la parroquia, fundamentalmente por parte del mundo de Batasuna". En su opinión, "es evidente que, quienes aceptan este planteamiento de huelgas de hambre, están muy lejos de la democracia, incluido el señor Otegi".
"Esto pone en evidencia cuánto les falta todavía para comprender cuáles son los modos, las actitudes propias de la democracia, los comportamientos propios en democracia de quienes son demócratas, a diferencia de la trayectoria que ellos han seguido durante décadas, en las que han respaldado la acción del terrorismo", ha añadido.
Leopoldo Barreda ha considerado que ese mundo "es incapaz de romper con esa dinámica de condenar esa trayectoria y de reconocer que realmente una de las asignaturas que tienen pendiente es la aceptación de las reglas de juego democráticas y la condena, por tanto, de toda trayectoria de ETA".
"Se aplicará la Ley sin ninguna duda. Lo propio de la democracia es la aplicación de la Ley y hay que esperar a la decisión de los jueces. El Gobierno garantiza la aplicación de la Ley y garantiza también a la sociedad que ni éste ni ningún chantaje del mundo de Batasuna surtirá efecto frente a un Gobierno democrático", ha manifestado.
A su entender, "quienes hoy siguen en la estela de ETA, poniéndose en huelga de hambre, deben acabar de entender que la vía es sólo una, el reconocimiento del daño causado, la aplicación de la Ley, el cumplimiento de las condenas, y la necesidad de resarcir a las víctimas, pedirles perdón, resarcirlas materialmente, y lo demás son milongas".
De esta forma, se ha referido "a quienes están aparentando huelgas de hambre o haciendo ayunos de un día", para decirles que tienen que "entender que el único camino en democracia es el cumplimiento de la Ley y que no van a poder burlar la legalidad democrática para lograr un escenario de impunidad desde las cárceles".