Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP exige al Gobierno vasco que "no diluya responsabilidades" y "ponga la exigencia en la disolución de ETA"

Critica el "error" del Gobierno vasco de "no querer molestar a la izquierda abertzale equiparando los deberes de todos los partidos"
El Partido Popular ha exigido al Gobierno vasco que "no diluya responsabilidades" y "ponga la exigencia en la disolución de ETA" y ha criticado el "error" en el que, a su juicio, incurre el Ejecutivo al "no querer molestar a la izquierda abertzale equiparando los deberes de todos los partidos en un momento en que nos jugamos que prevalezca un relato veraz que elimine cualquier intento de volver a legitimar la violencia".
En un comunicado, la portavoz del PP vasco, Laura Garrido, ha insistido en que el "principal obstáculo" para la paz "sigue siendo ETA y el entorno abertzale, que todavía es incapaz de hacer una revisión crítica de su pasado, reconocer el daño causado y exigir a la banda terrorista que se disuelva y entregue las armas". "Este es el paso más importante y que algunos todavía se resisten a dar", ha insistido.
Por todo ello, Garrido ha puesto en cuestión los resultados de un Plan de Paz, que está "viciado de origen", y ha criticado el "empecinamiento" del Gobierno del PNV en "desenfocar" los "pasos" que, en su opinión, hay dar para lograr "una sociedad vasca con memoria, paz y justicia".
"No se trata de blanquear el pasado de ETA ni de la izquierda abertzale, ni de equiparar a víctimas y verdugos, como hace este plan, sino de coincidir en el principio mínimo democrático de que ETA nunca debió existir para, a partir de ahí, trabajar por la deslegitimación del terrorismo y el reconocimiento a la víctimas", ha lamentado.
PRESOS Y VÍCTIMAS
Laura Garrido ha censurado que nuevamente el Gobierno vasco vuelve a demostrar que le preocupan más los "presos" que las "víctimas" y que, "incluso por ello, es capaz de invadir una competencia del Gobierno central, como es la materia penitenciaria".
En este sentido, ha vuelto a insistir en que el principal problema para los presos es ETA, que es la que les utiliza "como herramienta política y de presión", y ha recordado que aquellos que han tenido verdadera voluntad de desvincularse de la banda terrorista así lo han hecho, acogiéndose a los beneficios que establece la legislación vigente. "El principal cambio para los presos vendrá cuando ETA se disuelva y deje de utilizarlos como colectivo", ha zanjado.