Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP de Madrid votará a favor de regular la gestación subrogada pese a que varios diputados 'populares' se oponen

El Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid votará a favor de la Proposición no de Ley (PNL) de Ciudadanos que pide regular la gestación subrogada, pese a que varios diputados del grupo han mostrado su opinión contraria en la reunión que el Grupo Parlamentario Popular ha mantenido esta misma mañana.
Según ha avanzado el diputado popular y portavoz del Ejecutivo autonómico, Ángel Garrido, los populares votarán a favor de instar al Gobierno de la Nación a legislar sobre la gestación subrogada para ayudar a "muchas familias que sufren drama de querer tener hijos" y no pueden y porque buscan defender "la dignidad de la mujer por encima de todo".
Todo ello pese a que, según han informado a Europa Press fuentes populares, en la reunión de grupo de esta mañana varios diputados, como Luis Peral o Regina Plañiol, han avanzado que no pueden dar el visto bueno a esta iniciativa.
A este respecto, Garrido ha señalado que como "el PP no es una secta" podría producirse el hecho que "algunas personas votaran de forma distinta" a lo establecido por la Dirección del Grupo, pero ha defendido que el que se debate hoy "no es un asunto de conciencia".
La gestación subrogada es un tema que ha generado polémica en la Asamblea de Madrid, pero también en otros ámbitos. Ayer mismo un grupo de exdiputados populares del Congreso de los Diputados se opuso a esta iniciativa al considerar que esta práctica es "un atentado aberrante contra la dignidad de la mujer" y es "absolutamente contraria a los principios" del PP.
A pesar de la polémica, el consejero de Presidencia y Justicia ha defendido la postura a favor de esta iniciativa señalando que la postura que defiende el grupo popular es "un término medio mucho más que razonable que compartiría la inmensa mayoría de los madrileños".
En caso de que se produzca un voto contrario, el grupo Popular aplicará sanciones por incumplir la disciplina de voto, ha señalado Garrido, en referencia a las sanciones que existen para aquellas personas que votan en contra de lo establecido por la Dirección de Grupo y también de aquellas que se quedan fuera del hemiciclo durante una votación.