Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP catalán dice que el PSC ve Barcelona "moneda de cambio" para lograr un pacto con Podemos en el Congreso

Cree que buscan demostrar que los acuerdos entre ambas formaciones son posibles
El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha acusado este lunes al PSC de ver la capital catalana como una "moneda de cambio" para lograr un pacto entre el PSOE y Podemos en el Congreso.
Ha aseverado en rueda de prensa que los socialistas están "dispuestos a acercarse a los 'podemitas' para lograr este tipo de acuerdo" y a poner Barcelona al servicio de este pacto para demostrar que alcanzar acuerdos entre ambas formaciones es posible.
Fernández ha sostenido que es contradictorio que el PSC estudie entrar en el Gobierno municipal cuando "lo que critica Ada Colau y lo que quiere rectificar es el modelo de ciudad que el PSC construyó durante los 32 años que estuvo al frente de Barcelona".
Ha insistido en que el Gobierno de Colau pretende liquidar el legado del PSC, por lo que ve contradictorio que el partido se plantee entrar en este gobierno, algo que "demuestra la pérdida de rumbo de los socialistas", según él.
"Es tal su desorientación que no sólo plantean modificar unos Presupuestos que ellos mismos habían pactado con el anterior alcalde, Xavier Trias, sino también definir una nueva Barcelona que parte de la ruptura del modelo que el PSC lideró durante 32 años", ha remarcado Fernández.
El dirigente popular ha asegurado que el PSC ha actuado hasta el momento "más de meritorio que de oposición" ante Colau --ha dicho que la apoyó en la investidura y en otras medidas, entre ellas las ordenanzas fiscales--, y ha recordado que, aunque entrara en el Gobierno municipal, éste seguiría en minoría, con 15 concejales, por lo que no se resolvería la parálisis que Fernández ve en la ciudad.
Fernández se ha preguntado si el PSC exigirá rectificar medidas que ha criticado del Gobierno de Colau si entra en el Gobierno municipal, y ha puesto en duda si apoya decisiones como "retirar la acusación de implicados en altercados, los escarnios a la Corona, el desplante a las Fuerzas Armadas y la falta de respeto a creencias religiosas".