Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP, PSIB y MÉS, en contra de "cualquier tipo de radiografía" del subsuelo marino en Baleares

Todos los grupos parlamentarios, PP, PSIB y MÉS, se han manifestado este miércoles tras la Junta de Portavoces en contra de las declaraciones del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que dijo que el Programa de Adquisición Sísmica 3D para detectar hidrocarburos en el mar Mediterráneo "no son más que una ecografía del subsuelo".
Según ha dicho la portavoz del PP, Mabel Cabrer, están "en contra de las declaraciones del ministro" porque las prospecciones "no son medioambientalmente autorizables", que es por lo que trabaja el Govern y si esto no se consigue se emprenderán "acciones judiciales".
Asimismo, Cabrer ha recordado que lo dicho por Soria, ya lo dijo el expresidente del Govern, Francesc Antich, hace cuatro años, cuando aseguró que "no pasaba nada por hacer sondeos", motivo por el cual ha censurado que lo que hacen los socialistas es intentar "tapar sus vergüenzas".
Respecto a la no votación de los diputados nacionales del PP por Baleares en la Comisión de Medio Ambiente del Congreso para pedir la paralización de las prospecciones, tanto el portavoz adjunto del PSIB, Vicenç Thomàs, como el portavoz de MÉS, Biel Barceló, han coincidido en que supone que en Baleares se defiende una cosa y en Madrid, otra.
Barceló ha dicho que es "una incoherencia e incongruencia respecto a la posición del Govern del PP y en teoría la unanimidad de todas las instituciones de Baleares, ya que cuando el tema llega a Madrid se rompe".
Asimismo, Cabrer ha dicho que desde el PP se intentó transaccionar para que la iniciativa fuera la misma que se aprobó por unanimidad en el Parlament pero ésta no se aceptó. "Quieren intentar dar una imagen que no se corresponde porque los diputados socialistas necesitan tapar sus vergüenzas", ya que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fue el que autorizó las prospecciones petrolíferas.