Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP dice que Puig "prefiere vender un escaño de Castellón al independentismo antes que pactar por la Comunitat"

La coordinadora general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Eva Ortiz, ha denunciado que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, "prefiere vender un escaño de Castellón en el Senado a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) antes que pactar por la estabilidad, la gobernabilidad y el futuro de la Comunitat".
Ortiz se ha pronunciado en estos términos en un comunicado respecto a los dos senadores "prestados" por el PSOE a ERC para que pudiera alcanzar los diez que exige el reglamento de la cámara baja para constituir un grupo. Los parlamentarios cedidos son el exportavoz adjunto socialista en el Ayuntamiento de Castellón, Josep Lluís Grau, y el ex presidente balear, Francesc Antich.
Al respecto, la coordinadora popular ha destacado que su partido "ahora sabe por qué Puig rechazó el pacto de gobierno que ayer le ofreció la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, frente a la radicalidad de sus socios en la Comunitat". "Mientras se negaba, estaba pactando la cesión a los independentistas de ERC de uno de los escaños que correspondían a un senador de la Comunitat", ha criticado.
En su opinión, "no podía aceptar el pacto porque estaba negociando una traición a los castellonenses para permitir que aquellos que han manifestado abiertamente su voluntad de romper España puedan contar con grupo propio en el Senado".
Ortiz ha lamentado en esta línea la "peculiar" forma del 'president' de "defender los intereses de la Comunitat y de la provincia de Castellón, eliminando una voz valenciana para amplificar la voz del radicalismo y del secesionismo".
Por tanto, le ha recordado, "porque parece haberlo olvidado", que "los castellonenses no han votado a ERC", por lo que ha asegurado que "la maniobra de Puig y de su jefe Pedro Sánchez constituye una traición en toda regla a sus votantes y a los ciudadanos de la provincia de Castellón".
UN PRESIDENTE "DÉBIL Y MANIATADO"
La coordinadora del PPCV ha añadido que "hasta ahora sabíamos que Puig era un presidente débil y maniatado por los radicales de Compromís y Podemos", y que "ahora, entregando un senador de la Comunitat al separatismo catalán conocemos su verdadera cara y cuales son sus intenciones de cara al futuro".
En este sentido, Ortiz ha criticado la "deriva" en la que a su juicio "se encuentra inmerso el PSOE", que "está permitiendo que partidos tengan grupo propio a pesar de no haberlo logrado en las urnas, que son la expresión de la voluntad de los ciudadanos", por lo que cree que "Sánchez y Puig renuncian a defender la igualdad de los españoles".
"Ninguno de los senadores socialistas que dejan su puesto al independentismo fue votado para apoyar proyectos que buscan romper España, todo lo contrario", ha lamentado.
"TRANSFUGUISMO INDUCIDO"
El senador valenciano del PPCV, Pedro Agramunt, por su parte, ha exigido explicaciones a Puig por esta cuestión y ha indicado que "debe aclarar si ha dado su consentimiento a esta cesión de un miembro de su grupo político a irse con los independentistas, en un acto que supone una estafa y afrenta electoral a los votantes".
Asimismo, ha añadido que "si el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha ordenado esta operación de "transfuguismo inducido" sin el consentimiento de Puig, "supondrá una demostración de la falta de liderazgo del dirigente valenciano, pero si fuera al revés, sería un ejemplo de que a Ximo Puig no le importa entregarse a los brazos del independentismo catalán que quiere fracturar España y sueña con anexionar la Comunitat Valenciana".
El senador ha señalado además que Puig "no le tiene ningún respeto a las decisiones de los votantes y al valor del Senado como cámara de representación territorial. El senador socialista, legalmente, representa a la circunscripción de Castellón, pero parece que no le importan sus votantes y quiere vincularse con aquellos que buscan romper la unidad de España", ha apostillado.