Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP dice que Rajoy ya "da la cara" en el Congreso cada semana y rechaza colaborar en la estrategia del PSOE

El portavoz parlamentario del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, ha cuestionado la necesidad de convocar un pleno monográfico sobre corrupción que incluya la presencia de Mariano Rajoy que demandan PSOE e Izquierda Plural y ha recalcado que el presidente del Gobierno ya "da la cara" cada semana en la Cámara Baja.
En concreto, los socialistas e Izquierda Plural han planteado en la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso la celebración la próxima semana de una sesión plenaria monográfica sobre la corrupción, que incluya la comparecencia de Rajoy. La propuesta ha cosechado el respaldo de toda la oposición, pero en ese momento el PP se ha reservado su respuesta alegando que la petición no se había presentado por escrito.
Poco después, en rueda de prensa, Alonso ha rechazado por el momento esa sesión monográfica con explicaciones de Rajoy incluidas. "El presidente del Gobierno da la cara y viene todas las semanas a la Cámara y seguirá viniendo. Por lo tanto, está sometido al escrutinio público como todos los demás", ha enfatizado.
Dicho esto, el dirigente del PP ha subrayado que un presidente del Gobierno tiene la "responsabilidad" de tomar medidas ante la corrupción que se visualicen en leyes. "Esa es su principal responsabilidad, la que está haciendo y la que vamos a hacer en las próximas semanas", ha resaltado, para insistir en que el Gobierno habla "con leyes duras" que ofrezcan "garantías".
En este punto, ha censurado que al PSOE se le haya "ocurrido" este martes pedir verbalmente la comparecencia de Rajoy por la mañana, sin registrarla por escrito, una petición que ha enmarcado en la estrategia de "echar la culpa al otro". Según ha añadido, su grupo parlamentario no va a colaborar en esa estrategia.