Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP se agarra a que Rajoy pueda gobernar porque Podemos no acepte las condiciones de Sánchez o los 'barones' le frenen

Maroto ve a Sánchez en la búsqueda de un pacto con la "izquierda radical" porque "o es primer ministro o nada"
El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, ha asegurado este martes que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, está en la búsqueda de un pacto "con la izquierda radical" porque "o es primer ministro o nada". Además, ha reconocido que Mariano Rajoy podrá ser investido presidente si Sánchez es rechazado por Podemos o los barones socialistas le frenan. A su juicio, es "un proceso por descarte".
"Solo hay que hacer una cosa, esperar a que el propio Pedro Sánchez se caiga del guindo, alguien en Podemos le diga 'no acepto tus condiciones', o las voces que cada vez son más en el PSOE digan 'hasta aquí hemos llegado, esto no puede seguir y vamos a poner orden en el partido y en España'", ha declarado Maroto en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press.
Maroto ha criticado la cesión de senadores de ERC y a Democracia y Libertad para que tengan grupo propio, así como su apoyo a subvencionar a la asociación de municipios independentista de Euskadi, Udalbiltza. "Van dos y esto es un suma y sigue", ha exclamado.
EL 'NO' DE SÁNCHEZ ES A LA "MODERACIÓN"
El responsable se Sectorial del PP ha señalado que en este momento la "opción prioritaria de forma descarada" en la dirección del PSOE es "intentar el pacto de izquierda radical" y ha asegurado que el 'no' de Sánchez a Mariano Rajoy es "un no a la moderación frente a esa radicalidad".
El dirigente del PP ha indicado que no se puede formar gobierno si es con "partidos que quieren romper España" y ha reiterado que hay muchos socialistas que no salen en los medios de comunicación que "están con los pelos de punta".
En su opinión, "no vale todo con tal de alcanzar el poder". "Creo que hay muchos votantes del PSOE decepcionados con la dirección actual del PSOE. Creo que la gente de bien, que la hay y mucha del PSOE, no se merecen esta dirección", ha enfatizado.
LAS DIFERENCIAS ENTRE JORDI SEVILLA Y MONEDERO
Maroto ha sostenido que a Sánchez pueden darle "los números" para formar Gobierno pero solo eso, porque tendría problemas al "día siguiente" para forjar acuerdos en materia de unidad territorial, en política antiterrorista porque hay partidos que no han suscrito el pacto antiyihadista, o en materia de refugiados.
Es más, el responsable de Sectorial del PP ha dicho que esas diferencias también serían en materia económica. "El programa de Jordi Sevilla se parece al de Monedero como yo al obispo de Calahorra", ha manifestado.
Maroto ha defendido un acuerdo entre PP y PSOE como ha sucedido en Alemania o el que hubo en el País Vasco que convirtió lehendakari al socialista Patxi López. Entonces, ha proseguido, el PP actuó con "altura de miras" y explicó a sus votantes que iba a "apoyar al PSOE sin nada a cambio por una cuestión de Estado muy similar" a la que hay ahora planteada en Cataluña.
DECISIONES "EXTREMAS" DE SÁNCHEZ PORQUE "PRESIDENTE O NADA"
Al ser preguntado si Mariano Rajoy no está teniendo contactos con otros partidos porque da por perdida la sesión de investidura, Maroto ha indicado que "a nadie se le oculta que cuando a Sánchez se le pregunta por esto dice 'no es no'", pero ha recalcado que a él no le gustaría estar "en la piel" del secretario general del PSOE porque para él "el siguiente paso es ser presidente del Gobierno o no ser absolutamente nada" y acabar "su carrera política".
"Pedro Sánchez es o primer ministro o nada. Cuando alguien está en una tesitura tan extrema puede tomar decisiones extremas o inexplicables como pactar con PNV y Bildu para ayudar a la asociación que pide la independencia de Euskadi o ceder sus escaños a ERC", ha manifestado, para añadir que cuando eso sucede hay "riesgos" de tomar decisiones contra el propio partido y contra su propio país.
En este contexto, Maroto ha apuntado a "un proceso por descarte". "Si naturalmente el PSOE coincide en números y puede explicar el pacto de izquierda radical, no tengo ninguna duda de que lo va a hacer. Pero además de sumar en lo aritmético, tiene que ser posible, práctico y se tiene que poder explicar. Y tiene que haber alguien, que es Pablo Iglesias, que como en una boda dice 'si quiero' al señor Pedro Sánchez", ha indicado.
Pero si ese pacto con Podemos no se produce, ha proseguido, "en las filas del PSOE tendrán que ver que solo quedan dos alternativas: "un pacto de moderación" o las elecciones. "Creo que en ese momento el sentido común imperará", ha afirmado.
Maroto ha admitido que él se sitúa al "final" de ese "proceso de resolución", tras los "trámites burocráticos". "En ese resultado final sigo siendo posibilista. Yo confío en esa posibilidad", ha manifestado, aludiendo a que el PSOE finalmente se abstenga y permita que una investidura del PP.
"UN REY MEDIADOR"
Preguntado si Rajoy va a ir a la sesión de investidura en el Congreso, ha señalado que "quién es el candidato que va a la investidura depende de las reuniones que tiene el Rey". Según ha agregado, el monarca "se convierte en un Rey mediador".
"Vamos a ponernos al final de este proceso y no hay fecha para la fecha de la primera investidura. Vamos a dejar respirar a todos, al Rey y a los propios grupos y vamos a tratar de permitir que se hagan las cosas con la mejor fluidez posible", ha asegurado.
Ante la posibilidad de que haya que prescindir de Rajoy para llegar a un acuerdo, el vicesecretario de Sectorial del PP ha pedido "respetar los candidatos que ha puesto cada partido" y ha subrayado que "nadie" ha solicitado eso.
Al ser preguntado si ve posible que se repitan las elecciones, Maroto ha destacado que es una opción que "no interesa" ni al PP ni a España. "Y además creo que no es necesario", ha dicho, para abundar en que la alternativa "no son las elecciones" sino "el sentido común" y buscar lo que les "une".