Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP asegura que Rivero "es incompetente para la consulta, para los sondeos y para los canarios"

La portavoz parlamentaria del Partido Popular de Canarias, Australia Navarro, ha asegurado que el presidente del Gobierno regional, Paulino Rivero "es incompetente para convocar una consulta ilegal y lo sabe, es incompetente en materia de sondeos y lo sabe; y es incompetente a la hora de atender los problemas de los ciudadanos, y eso lo sabemos todos los canarios".
De esta manera, dijo en una nota de prensa que Rivero "se pretende esconder ahora tras una consulta ilegal para no tener que asumir el fracaso en todos los frentes de su batallita contra unos sondeos, que cuentan con el aval de los tribunales, del Congreso y el Senado y de la Unión Europea".
"Mientras malgasta su tiempo y el dinero de todos --agregó-- en una campaña delirante contra los sondeos, un tercio de los ciudadanos sobrevive en la pobreza y en el desempleo y comprueba a diario cómo el presidente de su Comunidad no tiene tiempo ni interés en aliviar sus condiciones de vida".
Por su parte, advirtió que al presidente del Gobierno regional, Paulino Rivero, "nunca" le han preocupado las opiniones de los canarios, "y menos cuando se expresan en las urnas", apuntando que 3s la persona menos indicada para apelar al pueblo canario cuando ha antepuesto siempre su ambición personal al veredicto democrático de las urnas".
Para Navarro "está claro que no se va a celebrar ninguna consulta ilegal en Canarias ni en España. Nunca ocurrió, ni con gobiernos del PP ni con gobiernos del PSOE en Madrid; y tampoco va a ocurrir ahora y Paulino Rivero y José Miguel Pérez lo saben".
Finalmente, la portavoz parlamentaria calificó de "patética la falta de personalidad y criterio de la dirección regional del PSOE, en particular de Pérez, que tras perder todas las elecciones y cosechar el peor resultado histórico del PSOE en Canarias, ha convertido a su partido en la mascota de Rivero".