Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP rechaza la idea de Rubalcaba de reformar la Constitución porque no tiene consenso ni está "suficientemente madurada"

El número dos de la lista del PP a las elecciones europeas y vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha dicho este martes al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que "no es el momento" de hablar de una reforma constitucional porque ésta no tiene hoy en día "suficiente consenso ni está suficientemente madurada".
"El tiempo del diálogo es siempre. El tiempo de reformar la Constitución, sólo cuando existe consenso suficiente, cuando se sabe para qué y cuando se sabe cómo", ha remarcado González Pons en declaraciones a los medios al ser preguntado por la propuesta de reforma de la Constitución que ha lanzado Rubalcaba para dar solución al debate soberanista en Cataluña.
Para el dirigente 'popular', "la Constitución equivale a los plomos de un sistema eléctrico" porque "si se tocan mal, se funde la luz en toda la casa", de modo que "cuando uno abre la caja de los plomos tiene que saber lo que toca". "Nosotros creemos que no es el momento para hablar de reformas constitucionales que hoy no tienen ni suficiente consenso ni están suficientemente maduradas", ha reiterado.
En este sentido, ha recordado a Rubalcaba que "hablar de una reforma equivale a que todos sepan hacia dónde van" y que su propuesta para modificar la Carta Magna no tiene nada que ver con lo que sugieren otros partidos como UpyD.
"Deberíamos madurar mucho una propuesta de tanta envergadura y tanta trascendencia como esa. El PP cree que este es un momento de estabilidad, de mucha estabilidad y de firmeza en algunos principios y valores que nos han dado muchos años de tranquilidad y prosperidad", ha zanjado.