Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP pide a Urkullu que rectifique su propuesta de consulta porque Euskadi no tiene problemas con España sino entre vascos

Advierte de que los populares no entrarán en el "juego" e intentarán que la política vasca "no vuelva a vivir tiempos de Ibarretxe"
El portavoz del grupo parlamentario del PP, Borja Semper, ha pedido al lehendakari, Iñigo Urkullu, que "rectifique esta especie de huida hacia la nada" reiterando la celebración de un referéndum en 2015 que supondría una "tensión de la política vasca", porque cree que Euskadi "no tiene un problema de encaje en España, sino que el tiene un problema "entre vascos".
En declaraciones a los medios de comunicación en el Parlamento vasco, Semper ha hecho referencia a las declaraciones realizadas este viernes por el lehendakari, Iñigo Urkullu, en las que ha reiterado que 2015 es la fecha en la que le gustaría que Euskadi alcance un "nuevo estatus político" y donde ha asegurado que la Constitución "tiene resquicios" legales para iniciar ese debate.
El portavoz popular ha criticado que Urkullu haya realizado estas declaraciones en un medio de comunicación en lugar de hacerlas este pasado jueves durante el pleno de política general que se celebró en la Cámara vasca y haciendo "referencia expresa" al modelo Escocés.
El PP ha criticado que dentro de dos años los vascos podrían estar llamados a un referéndum de independencia, algo que ha calificado de "serio" para criticar que Urkullu no hablara durante el debate de esta posible consulta y que "hoy, de manera frívola, someta a los vascos a un horizonte de dos años, tensionando a la política vasca". "Es una broma pesada y de mal gusto", ha insistido.
Por ello, ha pedido a Urkullu que "rectifique este especie de huida hacia la nada en la que se ha embarcado" porque "Euskadi tiene muchísimos problemas" entre los que ha enumerado la economía o el desempleo "comunes a los países que nos rodean". También ha asegurado que tiene un "problema singular" que es la necesidad de "avanzar en el entendimiento entre vascos". "Nosotros no tenemos un problema de encaje en España, no tenemos un problema con España, nuestro problema no es con España sino entre vascos", ha asegurado.
Semper ha defendido que "cualquier dirigente de cualquier partido político de Euskadi debería tener esto bien claro" y ha insistido en que "no estamos para bromas porque el mundo es cada vez más competitivo, más abierto y más exigente" pero también "más pequeño".
"En otros sitios están buscando las formulas para saber cómo competir mejor y aquí no podemos estar buscando las fórmulas para ver cómo nos separamos antes y mejor, sino que debemos buscar sinergias", ha indicado.
En este sentido, ha anunciado que, aunque Urkullu y el PNV hagan este anuncio "de incertidumbre, de tensión y división", el PP "no va a entrar en ese juego, sino que va a intentar que la política vasca no vuelva a vivir situaciones como las vividas en tiempos de Ibarretxe", cuando hubo una "tensión insoportable que los políticos trasladaron a la ciudadanía y a la calle".
"TENSIÓN QUE NO EXISTE"
"La gente convive en Euskadi y vive con relativa normalidad y tranquilidad y no podemos ser los vascos los que generemos una tensión nuevamente que en la calle no existe", ha insistido.
Semper ha pedido a Urkullu que no "rompa puentes, ni entre vascos ni entre las formaciones políticas" porque "Euskadi no se puede homogeneizar en función de lo que a cada uno le interesa y los políticos no estamos para medir identidades y sentimientos sino que estamos para hacer nuestro trabajo y tarea con cabeza".
Asimismo, ha advertido al lehendakari de que "si ha decidido ir por la vía de tensión, va a ir solo o en cualquier caso acompañado de EH Bildu, pero que no cuenten con el PP". No obstante, ha precisado que su formación participará en la Ponencia parlamentaria sobre autogobierno donde defenderá su modelo de país "confrontándolo" al propuesto por el lehendakari.
"Tenemos una visión diferente de Euskadi. Somos un país con una singularidad y con particularidades que merecen ser puedas e valor y preservadas pero que tiene futuro si va de la mano y busca entendimiento más que la ruptura con el resto de España", ha señalado.
Finalmente, ha reiterado que el PP no va a "colaborar en la tensión ni en reproducir esquemas y situaciones de la época de Ibarretxe" sino que apuesta por "rebajar" esa tensión.