Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP pide aprovechar la legislatura para hacer "un gran pacto contra la corrupción"

Maíllo asegura que el partido no figura como imputado ni investigado en el auto que han recibido sobre la destrucción de ordenadores de Bárcenas
El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, considera que esta legislatura brinda "la oportunidad" de que todos los partidos se unan en "un gran pacto contra la corrupción" y que cualquier pacto de gobierno debe, necesariamente, incluir un acuerdo de ese tipo.
En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Maíllo ha defendido que la macrooperación de este martes en la Comunidad Valenciana, en la que fueron detenidos varios excargos del PP, no debería complicar las negociaciones para la formación de Gobierno.
"Precisamente por estos y otros casos de corrupción es importante que nos unamos todos los partidos en un pacto", ha argumentado, añadiendo que echarse "la culpa unos a otros no conduce a nada".
Maíllo ha alegado que la Constitución no afecta sólo al PP, sino a todos los partidos, dependiendo de quien gobierne en cada institución, y ha puesto como ejemplo los casos del PSOE en Andalucía. También ha subrayado el PP reaccionó el martes con rapidez, de manera que todos los implicados en la 'operación Taula' están fuera del partido.
El dirigente 'popular' ha justificado su apelación a un "gran pacto" recordando los casos de corrupción del PSOE en los años 90. "Pensábamos que con cambiar el Gobierno era suficiente y nos hemos dado cuenta de que no, de que no afecta sólo a los partidos sino a las personas", ha argumentado. A su modo de ver, los ciudadanos quieren unión de los partidos para combatir esta lacra.
Maíllo ha aprovechado para dejar claro que el PP no está ni imputado ni investigado en la causa por el borrado de los ordenadores del extesorero del PP Luis Bárcenas, ya que no figura así en el auto que han recibido en la sede del partido.
"Ayer recibimos el auto y no consta esta realidad", ha dicho. Según ha explicado, el auto sólo dice que el asunto tiene que volver a investigarse por orden de la Audiencia Provincial de Madrid.
En todo caso, ha insistido en que el PP defiende que no hubo tal destrucción y, además, que si el PP llegase a estar investigado o procesado sería en su condición de persona jurídica, no como partido.
Preguntado si tiene conocimiento de alguna preocupación de Bruselas por posible mal uso de fondos europeos en los distintos casos de corrupción, ha respondido que en tal caso se investigará pero que lo que más le preocupa a las instituciones europeas es "la inestabilidad actual y el no ser capaces de formar un Gobierno de estabilidad".
LO MÁS GRAVE, QUE SÁNCHEZ NO QUIERE NI DIALOGAR
A su modo de ver, "lo más grave" de la situación es que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que ha recibido una oferta "absolutamente envenenada" de Podemos para formar Gobierno, no quiere ni siquiera sentarse a hablar con Rajoy. "No digo pactar, digo dialogar", ha avisado.
El dirigente 'popular' ha asegurado que el PP seguirá hablando con Ciudadanos para conseguir un "pacto de estabilidad" y ha deseado que Sánchez decida en algún momento incorporarse.