Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP envía a sus cargos un argumentario contra el pacto PSOE-C's: costaría 50.000 millones a los españoles

Les explica diez razones para rechazar el acuerdo, que es de "izquierdas" y deroga medidas "clave" de la recuperación
El PP ha enviado un argumentario a sus dirigentes en toda España enumerando 10 razones por las que considera que "no es bueno para España" el acuerdo que han firmado el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera. Según recalca, este pacto de "izquierdas" costaría a los españoles 50.000 millones y deroga medidas que han sido "clave" para la recuperación económica.
"Rivera compra el socialismo español", proclama el PP en el citado documento interno, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que carga contra Rivera recuperando de la hemeroteca declaraciones como las que hizo el 24 de noviembre afirmado rotundo que no iba a pactar con el PSOE o las del pasado 21 de diciembre asegurando que el PSOE tenía que abstenerse para que gobierne la lista más votada.
En primer lugar, el PP señala que es un pacto de izquierdas, que supone la subida de los impuestos de Sucesiones, Donaciones, Patrimonio y Sociedades y crear otros nuevos sin reducir el IRPF y "sin mencionar" políticas de competitividad. "A nivel económico, es un regreso a 2011", se dice.
Las propuestas además tendrían un coste adicional de 50.000 millones de euros, "un aumento desorbitado del gasto público" a través de políticas como la energética, la sanitaria o la reforma de la administración local.
También advierte el PP que el acuerdo supone "derogar medidas clave" para la recuperación, que ha hecho a España "líder en los rankings europeos, creciendo el doble que la media de la Unión y creando 1 millón de empleos en dos años".
"UN BRINDIS AL SOL"
En cuanto a la reforma constitucional que se plantea, a juicio del PP supone convertir la Carta Magna en "moneda de cambio", en objeto "de mercadeo" para pactar una investidura.
En el argumentario se abunda en la idea de que la propuesta no tiene sentido con sólo 130 diputados detrás, sin el PP, y que no es "un pacto de suma sino de exclusión" del partido con más votos en las elecciones.
"Además, han demostrado no tener ni proyecto ni principios: hoy firman un acuerdo, pero hace pocas fechas hemos oído a Sánchez clamar contra Rivera y hemos oído a Rivera dar su palabra de que "jamás" votaría al PSOE ni a un "pacto de perdedores". Lo que les mueve es el afán de publicidad personal", denuncia el PP en el documento.
SILENCIO EN "ASUNTOS CAPITALES"
También subraya el PP a los suyos que el acuerdo no habla "de los asuntos capitales": cómo afrontar "el desafío secesionista" de la Generalitat de Cataluña, qué hacer con la educación concertada, qué futuro espera al AVE o a sectores como la agricultura o el turístico, "sobre los que no hay una sola mención".
A cambio, los 'populares' denuncian que se incluyen temas "que causan dolorosas divisiones entre españoles", como la memoria histórica, la revisión de los acuerdos con la Santa Sede, el aborto para menores de 16 años o la eutanasia.
Lo "único bueno" del acuerdo, concluye el PP, es lo que "copia" del PP. "Causa asombro el desparpajo con el que Sánchez y Rivera pactan sobre lo que ya ha aprobado el Partido Popular: de la transparencia en las instituciones a la Ley de Seguridad Nacional, de la Unidad de Mercado a la Formación Profesional, de las interconexiones eléctricas a las políticas para mayores o mujeres", dice.
Y para todas estas políticas, el PP critica que se prevea la creación de un ministerio más en el Gobierno, tres agencias estatales, un observatorio, tres autoridades, tres oficinas, un "número indeterminado" de consejos y un comité. "Vuelta al crecimiento del sector público", concluye.