Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP no descarta aplicar el artículo 155 si sigue la "astracanada" en Cataluña porque la ley "está para cumplirse"

Casado avisa que si un cargo va en contra de la resolución del TC puede tener "consecuencias administrativas o incluso penales"
El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha asegurado este lunes que la ley "está para cumplirse" y para "aplicarse sin atajos" y no ha descartado que se llegue a aplicar el artículo 155 de la Constitución, una vez que han constatado que el nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha hecho suya la "hoja de ruta" independentista y va a seguir la "astracanada".
En una rueda de prensa en la sede del PP, tras la reunión del comité de dirección que ha presidido Mariano Rajoy, Casado ha explicado que el TC ha anulado la declaración independentista y, por lo tanto, "cualquier cargo público que vaya en contra de esa resolución tendrá sus consecuencias administrativas e incluso penales". "La ley está para aplicarse, sin atajos", ha enfatizado.
En este punto, el dirigente del PP ha recalcado que el Estado de Derecho "no está en funciones" y ha añadido que el Senado "se constituye precisamente el próximo miércoles" --es la Cámara que tendría que activar en su caso la aplicación del artículo 155--.
Al ser preguntado entonces si se aplicará primero la regulación del TC antes de recurrir al artículo 155 de la Constitución, Casado ha señalado que "son dos cosas compatibles, paralelas o no, o consecutivas". "Al final habrá que ver qué precepto o qué ley se conculca o qué ilegalidad se comete para que sean los propios tribunales o el propio Ejecutivo el que inste la asunción de cualquier respuesta", ha manifestado.
EL ESTADO DE DERECHO "NO ESTÁ EN FUNCIONES"
En línea con lo que dijo este domingo en el Palacio de la Moncloa Mariano Rajoy, ha resaltado que el Estado de Derecho "no está en funciones" y el Gobierno de la nación "no va a dejar pasar un una a los separatistas" y se va a "cortar de raíz" cualquier paso que se dé en esa autodenominada independencia actuando con "firmeza", "determinación" y con "toda la ley".
Preguntado entonces expresamente si esa firmeza y determinación incluye suspender la autonomía de Cataluña con el artículo 155, Casado ha señalado que todos los resortes de la ley "son todos" y ha recordado que el propio presidente del Grupo Popular en el Parlamento catalán, Xavier García-Albiol, ha dicho que al Gobierno "no le va a temblar el pulso" porque "la ley está para cumplirse".
Eso sí, ha recordado que las resoluciones del TC en caso de que se "incumplan, ya pueden tener sus propios efectos ejecutivos para hacerse cumplir" tras la reforma aprobada en la recta final de la pasada legislatura a instancias del PP. "Y cuando se dice que no nos va a temblar el pulso y se va a cumplir la ley, pues se cumple en todos sus efectos", ha apostillado.
PUIGDEMONT Y "LOS INVASORES"
Casado ha lamentado que siga "la astracanada" después de que Puigdemont hiciera suya la "hoja de ruta" independentista que ha sido anulada por el Tribunal Constitucional. Es más, ha criticado que el nuevo presidente catalán se apoye en la CUP, un partido "antisistema" que apoya el acercamiento de presos etarras y que se declara antieuropeo y anticapitalista. "Solo hay algo más gravb Además, ha subrayado que el propio Artur Mas ha reconocido que ha sido "una negociación en los despachos" porque el 52% de los catalanes dijo 'no' a la independencia.
A renglón seguido, Casado ha destacado el perfil "radical" del nuevo presidente catalán. "Es conocido por su radicalismo como independentista y hay que recordar que encabeza la Asociación de Municipios por la Independencia, donde, por cierto, hay 70 ayuntamientos gobernados por el PSC. Es el 'hereu' de la dinastía de Mas y de Pujol, que ha vivido la etapa más desastrosa para los ciudadanos de Cataluña, con casos de corrupción del 3%", ha enfatizado, para recordar que esa corrupción incluso afectó al que fue jefe de campaña de Puigdemont.
Es más, ha recordado que Puigdemont hablaba de "invasores" y le ha espetado que esos "supuestos invasores" es a los que va a tener que dirigirse ahora para "seguir financiando los servicios más básicos" de Cataluña porque con "la deriva secesionista" no se van a pagar las farmacias o los servicios básicos.