Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP catalán se lanza en busca del votante desencantado del PSC

Camacho presenta a Rajoy como el presidente "que mejor va a tratar a Cataluña" de la historia
El PP catalán se ha lanzado este sábado a por el voto del electorado tradicional del PSC que pueda estar desencantado por la gestión del Gobierno que dirige José Luis Rodríguez Zapatero, y que, según calculan los populares, puede ser clave para llegar a la Moncloa tras las elecciones generales del 20 de noviembre.
Aprovechando la presencia del líder del PP, Mariano Rajoy, en un acto en Cerdanyola del Vallès, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y el candidato por Barcelona, Jorge Fernández, han hurgado en la gestión que los socialistas han hecho de la crisis, y han erigido a los populares como los únicos que sacarán a España de la crisis económica.
"Los socialistas ya han decepcionado a muchos de sus votantes, pedirles también nuestro voto", ha animado Camacho a los simpatizantes que llenaban el Pabellón Municipal de la ciudad vallesana, a los que antes había asegurado que muchos electores del PSC apoyarían a los populares en estos comicios.
Conscientes del peso que el tradicional caladero de votos del PSC en el Área Metropolitana de Barcelona tuvo en las elecciones de 2008, que llevó a los socialistas a superar al PP en 17 diputados en el conjunto de Cataluña, los populares catalanes se han fijado como objetivo voltear la dinámica.
Por ello, el PP se ha concentrado en subrayar las diferencias entre un partido y otro aprovechando la presencia de Rajoy en el Vallès Occidental, donde hace una semana participaban en un mitin la ministra de defensa y candidata del PSC, Carme Chacón, y el aspirante del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba .
Tanto Alicia Sánchez-Camacho como Jorge Fernández han remarcado que Rubalcaba y Chacón han formado parte del Gobierno central que "ha dejado el país hundido", y han asegurado que la única alternativa para crear empleo y oportunidades es el PP.
Frente a la gestión del Ejecutivo que preside Zapatero, los dirigentes del PP catalán han erigido al líder de su partido como la mejor opción para los catalanes: "Rajoy, Cataluña te necesita. Tú vas a ser el presidente de la historia que mejor trate a Cataluña".
El líder del PP ha recogido el guante, reiterando algunos de los mensajes que pueblan sus intervenciones cuando viene a Cataluña, y que ensalzan el rol de motor económico que debe jugar esta comunidad para que España salga de la crisis.
Además, ha cargado también contra el Gobierno socialista, al que ha acusado de ser "el mayor enemigo de las políticas sociales" por su mala gestión de la economía, en la que, según ha dicho, ha actuado con frivolidad, insensatez e irresponsabilidad.
Frente a ello, el candidato del PP se ha comprometido a que, si gobierna, actuará con "valentía" aunque deba tomar decisiones difíciles, y ha asegurado que, aunque reciba un herencia complicada, no perderá el tiempo en explicar ese legado, si no en solucionarlo.
EL "CINISMO" DE DURAN
Además de perseguir el electorado socialista, Camacho y Fernández han golpeado también por el flanco de CiU, a quien han acusado de buscar la "separación de España", lo que, según han dicho, llevará a sus votantes moderados a decantarse por el PP.
Camacho ha cargado con dureza contra el candidato de CiU y portavoz de la federación en el Congreso, Josep Antoni Duran, a quien ha acusado de ser "el colmo del cinismo" por decir ahora que el Gobierno de Zapatero debería haberse acabado hace un año, cuando, según la dirigente popular, fue él quien evito las elecciones anticipadas absteniéndose en el plan de ajuste de mayo de 2010.