Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP vasco advierte de que será "difícil" la colaboración con el PNV si su proyecto es "romper la Seguridad Social"

Dice que Gobierno Vasco "tiene que exigir a ETA que se disuelva ya" y, luego aclararán si quieren prisiones, "para qué y en qué términos"
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha advertido de que será "difícil" la colaboración con el PNV si su proyecto es "romper la Seguridad Social", y ha destacado que la caja única de las pensiones es "una línea roja" y los populares "no entrarán en juegos" con esta materia. Además, ha señalado que el Gobierno Vasco "tiene que exigir permanentemente a ETA que se disuelva ya" y, luego, aclararán "si de verdad quieren la transferencias de prisiones, para qué y en qué términos".
En una entrevista concedida a Onda Cero, recogida por Europa Press, el líder de los populares vascos ha pedido al lehendakari, Iñigo Urkullu, que "no equivoque las prioridades, que siguen siendo el crecimiento económico y la creación de empleo, pidiendo aquello en lo que no vamos a poder llegar a un acuerdo con toda la seguridad".
Alonso ha asegurado que los populares "queremos colaborar y estamos colaborando con el PNV", pero ha advertido que "si el proyecto es romper la Seguridad Social, y subir impuestos a los vascos, es muy difícil la colaboración con el PP".
Para el PP, ha advertido, "es una línea roja que la Seguridad Social no se quiebra y que el sistema permanece como lo conocemos, porque eso es una garantía para el conjunto de los ciudadanos vascos, y de España". Por tanto, ha añadido, "no vamos a jugar con la Seguridad Social, lo tienen que escuchar y lo tienen que saber".
"Hay unos límites muy claros respecto de lo que se puede hacer, y un límite muy claro es proteger la solidaridad del conjunto de los españoles y la solidaridad que beneficia tanto a los ciudadanos vascos", ha reiterado, para afirmar que no se puede "jugar con los pensionistas por una idea muy particular del nacionalismo".
Tras subrayar que la caja única de la Seguridad Social "ha asegurado en tiempos muy difíciles que los pensionistas pudieran cobrar sus pensiones cada mes", Alonso ha dicho que el PNV "tiene que saber que eso es una línea roja y que no vamos a entrar en juegos con la Seguridad Social". "Se le ha advertido, y, por tanto, por ese camino no van hacia un camino en el que podamos encontrar objetivos para compartir", ha remarcado.
En su opinión, al PNV "no se le puede decir de una manera más nítida y más clara" que la Seguridad Social es "una línea roja, porque afecta a muchas personas cuyo único ingreso es la pensión que reciben, y eso en ningún caso puede ponerse en riesgo, ni se pueden abrir grietas tampoco en el sistema".
"Ya no me voy a meter con cómo gestionan desde el Gobierno Vasco, que es lo que les tenía que preocupar, aquellas competencias que se están ejerciendo", ha dicho. En ese sentido, ha recordado que se transfirieron las políticas activas de empleo, "pero todo el mundo sabe que la gestión de Lanbide es un desastre, y que la RGI acumula fraudes y cobros indebidos, lo que da en general una imagen de gestión muy mejorable, por lo que debería centrase en cómo mejorar las prestaciones sociales que ellos ya están ejerciendo en el País Vasco y que causan mucha inquietud en la calle".
A su entender, "deberíamos centrarnos en cómo creamos empleo, hacemos que esto sea atractivo, somos los primeros de la clase, tiramos del crecimiento económico en el conjunto de España y gestionamos bien nuestro modelo social".
Alonso ha dicho que "se puede hablar de todo y se puede poner todo encima de la mesa de negociación, pero es evidente que cada partido tiene su visión". "Nosotros ejercemos una responsabilidad, a mí lo que me importa son los pensionistas, y me importan mucho más que el PNV, y deberían serlo también para ellos", ha remarcado, para pedir que no se "frivolice con las cosas que son importantes, y la Seguridad Social es el elemento más importante de la solidaridad que tenemos en España".
PRISIONES
Sobre la transferencia de prisiones, Alonso ha dicho que "la prioridad ahora mismo es que ETA se disuelva, y esa tiene que ser la exigencia". A su entender, el Gobierno "tiene que estar permanentemente exigiendo a ETA, como hace la mayoría de la sociedad, que se disuelva ya", y "luego nos aclararán si es verdad que quieren la transferencia de prisiones, para qué la quieren, y en qué términos".
"Las circunstancias ahora siguen siendo que ETA es una organización que todavía no se ha disuelto, y que eso pesa también sobre este debate", ha advertido, para señalar que el PNV "cuando habla de esto, también habla de la política penitenciaria, que son dos cosas diferentes pero que, pretendidamente, se mezclan, y eso induce a confusión".
El presidente de los populares vascos ha insistido en que "no deben plantearse estos debates de manera confundida, pero sí con la perspectiva de que tenemos una organización terrorista que no se ha disuelto, y que, por tanto, todavía quiere condicionar la vida de los presos que tiene en las cárceles españolas".
Alonso ha querido destacar lo "positivo" de los acuerdos firmados por el Gobierno del PP y el PNV que "garantizan una inversión sin precedentes del Gobierno de España en el País Vasco, en relación con la 'Y vasca' y el desarrollo de otros proyectos muy importantes para el bienestar y el progreso" de Euskadi.
"Son los que anticipan el presupuesto de 2017, que necesitan su reflejo en el presupuesto de 2018, porque el de 2017 lleva poco dinero para llevar a efecto todos esos proyectos, por lo que hace falta que la colaboración continúe adelante", ha añadido.
Alonso ha destacado que "hay ánimo de colaboración" entre los gobiernos vasco y central, y entre el PP y el PNV, y ha señalado que "se ha trabajado con objetivos compartidos y también defendiendo el interés general". En ese sentido, ha deseado que la colaboración "centrada en lo que es el interés general, continúe a lo largo del año que viene".
Asimismo, ha considerado necesario que continúe "el camino de colaboración en materia fiscal, beneficioso para ambas partes, porque aporta estabilidad". "Hay que centrarse en de que manera entre todos podemos ayudar a que haya más inversión, más desarrollo y más oportunidades en el País Vasco", ha reiterado, para asegurar que "en eso la colaboración es muy buena, porque se traduce en estabilidad".
En ese sentido, ha señalado que en Euskadi "hay un Gobierno en minoría que tiene ahora una situación de estabilidad", y "hay un partido en la oposición, el PP, que está decidido a garantizar la estabilidad en Euskadi".
Alonso ha asegurado que los populares no van a dejar "nunca" al Gobierno Vasco "colgado en brazos de EH Bildu o Podemos, porque eso es la radicalidad y el populismo", pero le ha insistido al Ejecutivo vasco que "no equivoque las prioridades".
CATALUÑA
El clima de acuerdo en Euskadi, ha dicho, "contrasta mucho" con lo que está ocurriendo en Cataluña. Así, ha indicado que "el camino de la sensatez es el camino en el que los partidos que tenemos profundas diferencias tratamos de buscar aquello que nos es común, en vez de poner el acento en aquello en lo que nos diferenciamos más".
"Desde la constatación de que somos todos distintos, la vía de diálogo funciona y la gente lo agradece, por lo que deberían seguirlo en Cataluña, porque eso es lo que da frutos, y no el callejón sin salida en el que se han metido que es una insensatez", ha finalizado.