Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP avanza que la comisión de investigación sobre la caja gallega podrá constituirse "en noviembre"

El BNG no logra apoyos para reformar la legislación y que la Xunta ejerza los derechos derivados de la participación del FROB en NCG
El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha avanzado este martes que el próximo mes de noviembre podría constituirse la comisión de investigación sobre la desaparición de la caja gallega como entidad financiera y el pago de indemnizaciones millonarias a sus exdirectivos, toda vez que habrá finalizado su proceso de recapitalización.
Lo ha anunciado ante el pleno de la Cámara gallega durante el debate de una moción en la que el portavoz del BNG, Carlos Aymerich, propuso modificar la legislación vigente a nivel estatal para posibilitar la entrada de la Xunta en Novagalicia Banco y poder ejercer los derechos derivados de la participación del FROB en la entidad.
Ha concretado la fecha, después de escuchar las críticas de socialistas y nacionalistas por su negativa, en esta misma sesión plenaria, a crear una comisión de investigación hasta que culminase la recapitalización de la entidad y estuviese configurado un proyecto "viable para el país".
"Le tomo la palabra, en noviembre", advirtió el diputado nacionalista, quien rechazó todas las enmiendas presentadas por PP y PSdeG a su moción pese a la coincidencia en varios de los puntos. "La iniciativa es integral, que se vea dónde está cada grupo", concluyó, en su turno de cierre del debate.
INDEMNIZACIONES
Al igual que ocurrió en el debate sobre la comisión de investigación, los tres grupos con representación en el arco parlamentario gallego se mostraron de acuerdo en que la comisión de control de la entidad estudie las indemnizaciones a los exdirectivos e inste a su anulación o revocación para que las cantidades sean devueltas al "patrimonio de la caja de ahorros".
También concordaron en la importancia de que se hagan públicas las remuneraciones de los actuales directivos para "evitar sorpresas" en el futuro, tal y como expresaron tanto Aymerich como María José Caride (PSOE).
OBRA SOCIAL
En cuanto a la obra social, el Bloque defendió que se mantenga "su nivel medio de los últimos cinco años", a fin de que se puedan destinar a este fin unos 80 millones de euros anuales frente a los 12 previstos para el próximo ejercicio.
Si bien la socialista coincidió en la importancia de la obra social, mostró sus dudas sobre que pueda igualar las cuantías citadas por el nacionalista. En todo caso, apostó por que "se priorice" el gasto social y "se olviden otras actuaciones suntuosas" como la inversión en inmuebles. "Habrá que reducir en ladrillo para devolver el sentido original a la obra social", convino Puy Fraga.
Aunque con matices, hubo un elevado grado de consenso en los requisitos que se deben fijar en la futura Ley reguladora de las fundaciones especiales. Para el nacionalista, se debe impedir a los mayores de 70 años y a los cargos políticos en activo "continuar dirigiendo o representando" a la caja gallega desde ninguna entidad.
Caride, por su parte, se mostró partidaria de la "profesionalización" de los miembros del patronato de estas fundaciones, así como de que se limite la duración en el cargo. Yendo más allá, el representante popular en el debate optó por incluir todos los requisitos que se estipulaba la Ley de Cajas para los miembros de los consejos de administración.
REFORMA LEGISLATIVA
En cambio, Carlos Aymerich no logró el respaldo de los otros dos grupos parlamentarios para modificar el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y la Ley de Órganos Rectores de Cajas de Ahorros (Lorca). Su intención era lograr que la Xunta ejerciese los derechos derivados de la participación del FROB en la entidad gallega y posibilitar la participación mayoritaria de Galicia en su capital.
La enmienda de la socialista, encaminada a promover "los cambios oportunos" para que Novagalicia Banco "priorice la financiación de las iniciativas desarrolladas en Galicia" y garantice la obra social no fue tenida en cuenta por el BNG por entender que adolecía de falta de concreción.
Por su parte, Puy Fraga se mostró favorable a solicitar al Gobierno central que "facilite la participación de los ahorradores gallegos en el capital de la nueva entidad en garantía de su compromiso con Galicia", algo que tampoco contentó al diputado del Bloque. Sobre la posibilidad de que la Xunta se haga con una participación mayoritaria, apuntó que sería necesario invertir 1.623 millones de euros. "No tenemos capacidad para asumir ese nivel de financiación", resolvió.
Así, llegado el momento de la votación, el PSdeG se abstuvo y la mayoría del PPdeG en el hemiciclo sirvió para rechazar la propuesta de la formación frentista.