Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP cree que la comparecencia de Camps fue "correcta" y el resto de grupos la califican de "infame" y "bochorno"

La portavoz del grupo popular en las Corts, Isabel Bonig, ha afirmado este martes que la comparecencia tanto del expresidente de la Generalitat Francisco Camps como del exconseller Juan Cotino en la comisión de investigación sobre el accidente de metro en las Corts fue "correcta" porque acudieron y respondieron a todas las preguntas. No obstante, el resto de grupos parlamentarios han coincidido en señalar que su actitud fue "infame", "bochornosa" y una "tomadura de pelo".
En la rueda de prensa posterior a la Junta de Síndics, Bonig ha indicado que ambos "comparecieron y respondieron a todas las preguntas", por lo que su grupo no tiene nada más que valorar, y ha incidido en que este es "un tema muy complicado y difícil" porque está presente "el dolor de las familias" de las víctimas del siniestro.
También ha querido resaltar que hubo un procedimiento judicial que "acabó como acabó" y que el secretario judicial negó en su comparecencia que hubiera recibido presiones. En todo caso, ha dicho, Camps y Cotino dieron sus explicaciones y ha censurado que "si comparecen se critica" y si no lo hacen también. "Al PP se le critica siempre", ha criticado, para pedir que "no se haga demagogia en este tema, que es muy complicado".
Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Alexis Marí, que protagonizó algunos de los momentos más tensos de la comisión con Francisco Camps, se ha reafirmado a la hora de calificar su actitud de "infame" y, de hecho, ha matizado: "Fue muy infame".
Ha asegurado que lo único que cabía esperar de él a nivel político era que pidiera perdón y ha lamentado que acudió con una actitud "chulesca y prepotente". A su juicio, Camps mintió hasta cuando aseguró que no le conocía, dado que según ha dicho han coincidido en alguna ocasión, y se ha mostrado asombrado de que no conociera el informe de HM Sanchis, dado que "hasta en Burundi conocen el informe".
Así, ha indicado que "vuelve a ser igual de infame y mentiroso" en este tema y se ha preguntado para qué tenía "a tanta gente en comunicación" si después no sabía nada sobre este documento. "El campismo es peligrosísimo", ha advertido.
El portavoz del grupo socialista, Manolo Mata, ha criticado también esa comparecencia "irónica" de Camps, que ha calificado como "una tomadura de pelo" y una muestra "de los personajes que nos han llevado a esta comisión".
"DELIRIO POLÍTICO"
A su juicio, el término "infame" empleado por Marí es "correctísimo" en términos parlamentarios y ha asegurado que la contestación que Camps dio al parlamentario asegurando que no le conocía es "un delirio político" y "una grosería de muy mal gusto".
Desde Compromís, su síndic, Fran Ferri, ha defendido también la calificación de "infame" y ha indicado que era "esperable" la actitud de Camps y Cotino, aunque no tanto la del PP, que "más allá de intentar aportar luz y esclarecer cuales fueron las circunstancias" del siniestro se comportaron "como defensa de Camps y Cotino", lo que demuestra que el PP es "el mismo" y no ha cambiado "ni un mílimetro sus posiciones".
Por su parte, el portavoz de Podemos, Antonio Montiel, ha calificado de "etérea, virtual" la comparecencia de Camps, que "estuvo y no estuvo", mientras que la portavoz adjunta, Fabiola Meco, ha indicado que Camps "no defraudó, se comportó al más puro estilo infanta de un nuevo reino valenciano inventado". A su juicio, fue "un bochorno ciudadano".