Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP se compromete a aumentar a tres los años del bachillerato y a ampliar el permiso de paternidad

Se marca como objetivo mantener el poder adquisitivo de las pensiones y promete replantear el cálculo para ajustarlas a las cotizaciones
El PP se compromete a aumentar de dos a tres años el bachillerato y a "ampliar" el permiso de paternidad. Éstas son dos de las primeras medidas en materia social que el partido liderado por Mariano Rajoy ha dado a conocer antes de las elecciones generales del 20N, un 'adelanto' del programa electoral que se conocerá el día 31 de octubre.
En espera de que el programa completo sea aprobado Santiago de Compostela, cuatro días antes de que empiece la campaña, la vicesecretaria general del PP, Ana Mato ha presentado el eslogan --'Súmate al cambio'-- y la cartelería y material de propaganda del partido para estas elecciones, que incluye seis carteles con otros tantos lemas, cada uno acompañado con un folleto que detalla algunos objetivos y medidas del partido.
En concreto, están centrados en el empleo, la educación, la igualdad, las administraciones, las pymes y los autónomos y las pensiones. Al margen de los anuncios que contienen, animan a los ciudadanos a "descubrir" el resto de propuestas en estos sectores en el programa, que todavía no se conoce.
En materia de educación, el PP denuncia que España está "a la cola" en materias básicas" y "dobla" a la UE en fracaso escolar, no se ha impulsado la relación con las empresas ni con el empleo y el paro de los licenciados universitarios se ha triplicado en cuatro años.
INCENTIVOS PARA PROFESORES
Sus compromisos en esta materia se centran en reforzar la educación secundaria, para lo que proponen promover el bilingüismo español-inglés desde el ciclo infantil y garantizar que los padres puedan escoger centro y lengua de preferencia; aumentar de dos a tres los años del bachillerato y promover el reconocimiento por ley del profesor como autoridad pública, además de impulsar la introducción de "incentivos en su labor".
También quieren crear un sistema de FP dual que permita continuar con la formación y acceder al empleo y un nuevo mapa de titulaciones universitarias que facilite la inserción laboral y el distrito únco en España.
El PP también se compromete en campaña "con la igualdad" y lo hace marcándose como objetivo eliminar "las trabas que dificultan la conciliación de la vida laboral, personal y familiar" y luchar activamente contra la violencia de género, "mediante planes personalizados de protección y reconocimiento de las organizaciones que ayudan y acogen a las víctimas".
Y pretenden conseguirlo impulsando una mayor flexibilidad de horarios, promocionando el trabajo a distancia y por objetivos, ampliando el permiso de paternidad e incorporando incentivos fiscales a las empresas que creen guarderías en los centros de trabajo.
NO PROMETE CORREGIR LA CONGELACIÓN DE PENSIONES
Otra de sus seis 'subcampañas' alude a que con "más empleo pensiones seguras" e incluye como objetivo "mantener el poder adquisitivo". Como medidas, propone replantear el cálculo actual para que las pensiones sean "más proporcionales a las cotizaciones de cada trabajador, con especial reconocimiento a las carreras más largas".
De este modo, no incluye entre sus medidas revertir la congelación de funciones que aprobó el Gobierno socialista y que el PP rechazó en el Congreso de los Diputados. Eso sí, sus dirigentes ya habían advertido de que revertir esa situación depende de lo que "encuentren en las arcas del Estado".
Con todo, el PP sigue convencido de que "lo primero" es el empleo y centra uno de sus folletos en denunciar "la herencia socialista", que resume en los cinco millones de parados, de los cuales dos millones llevan más de un año buscando trabajo. Como objetivos, se fija crear "más empleo y de mejor calidad", reduciendo la temporalidad; dar mayores incentivos a la contratación y con mayores garantías para los trabajadores, regulando el derecho a la formación permanente.
Asimismo, se compromete a "simplificar" la tipología de contratos para "favorecer la estabilidad y la flexibilidad" y dice que aprobará un apoyo fiscal de 3.000 euros por la contratación del primer trabajador no socio en empresas de nueva creación. También incluye un "nuevo plan de conciliación".
El apoyo a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos es el centro de otro folleto, en el que recoge, entre otras medidas, la ya anunciada reducción en un 5% adicional del impuesto de sociedades para pymes, y el compromiso con que "nadie tendrá que pagar el IVA hasta que no haya cobrado sus facturas". También dice que impulsará "medidas para la compensación de deudas entre empresas y Administraciones Públicas".
El último de los folletos apela a "administraciones más austeras y eficaces" y recoge el compromiso anunciado de Rajoy con evitar duplicidades y adoptar un nuevo modelo de gestión pública. Además, incluye asegura que se impulsará la participación ciudadana en la creación de políticas públicas y la creación de un catálogo de servicios públicos para garantizar la igualdad de todos los españoles.