Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP canario rechaza un gobierno "radical, comunista, populista y con independentistas" por la "egolatría" de Sánchez

Lo "lógico", un pacto entre PP, PSOE y C's
El PP de Canarias ha rechazado que la "egolatría" del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, lleve a España a tener un Gobierno formado por radicales, comunistas, populistas e independentistas.
Así lo puso este martes de manifiesto el senador del PP, Borja Benítez de Lugo, durante una rueda de prensa junto a las también senadoras Mercedes Roldós y María del Carmen Hernández Bento, para valorar la cesión del PSOE de cuatro senadores a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y a Democràcia i Llibertat.
"Nos parece inadmisible, un grave error por parte del PSOE y un fraude a los votantes socialistas porque son partidos que están echándole un pulso al Estado español y tienen una clara decisión de romper con la unidad del país", añadió Roldós.
En este sentido, la popular hizo especial hincapié en desde el PP no entienden que el PSOE, que siempre ha defendido tesis anti independentistas y que tiene una larga trayectoria de defender la igualdad de los españoles y la unidad y soberanía nacional, ceda estos senadores "para que los grupos independentistas tengan voz en el Senado y, además, más dinero".
Expuso también que se trata de un "fraude" a los votantes socialistas, tal y como, recordó, han manifestado importantes figuras del PSOE como el expresidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, o el actual, Guillermo Fernández Vara, además del presidente de Aragón, Javier Lambán, entre otros.
"El PP considera --continuó-- que es una decisión innecesaria e ilógica. Innecesaria porque ambos grupos, ERC y Democràcia i Llibertat, que tienen cada uno ocho senadores, si se juntan conformarían un grupo en el Senado. Además, la historia reciente de ambos grupos en las elecciones catalanas es que han ido juntos en el famoso 'Junts pel sí'".
SÁNCHEZ INTENTA "DISFRAZAR" LA CESIÓN DE SENADORES
Mientras, la senadora, María del Carmen Hernández Bento, destacó que lo que ha hecho el PSOE no es ningún tipo de cortesía parlamentaria, a pesar de que Pedro Sánchez intente "disfrazarlo", añadiendo que es una "hipocresía total" que intente explicar este 'movimiento' como "cortesía".
Aquí, indicó que lo que España necesita en la actualidad es que se conforme un Gobierno estable y moderado, mientras reconoció que las cifras de las elecciones "son las que son" y que el PP, aunque ha perdido muchos apoyos, sigue siendo la lista más votada en el país.
"Lo que está claro es que la mayoría de los españoles han apostado por grupos políticos que defienden la unidad de España y que defienden la soberanía nacional. De momento, pensamos que tanto el PSOE como Ciudadanos y el PP defienden estas dos cosas y eso es lo que debe primar sobre cualquier otro tipo de objetivos", aseveró.
Con todo, recordó que Mariano Rajoy se ha mostrado abierto al consenso, tal y como han dicho los ciudadanos en las urnas. "Es el momento --insistió--, es una oportunidad histórica y España tiene la madurez democrática suficiente como para que fuerzas, unidas por el sentimiento de unidad, nos pongamos de acuerdo, y como en todo acuerdo, las partes tienen que defender y ceder, pero nunca poniendo en duda ni la unidad de España ni la soberanía nacional".
"NO HAY CORTESÍA PARLAMENTARIA, HAY SECTARISMO"
Mientras, el senador Borja Benítez de Lugo recalcó que en las últimas legislaturas sí que ha habido cortesía parlamentaria para que alguna formación pueda formar grupo, aunque opinó que en esta ocasión es "totalmente distinto".
"Por eso decimos que no existe la cortesía parlamentaria, aquí lo que hay es sectarismo porque estos dos grupos, que fueron unidos en las catalanas y ahora podrían unirse perfectamente, lo que quieren es tener distintas voces para cobrar más, tener más tiempo y presentar iniciativas por separado para separarse de España", aseguró.
El popular criticó en este punto que Pedro Sánchez, "por su egolatría personal", apoye a estos dos grupos para que luego se abstengan en una posible investidura a su favor.
"En estos momentos encasillaríamos al PSOE de Sánchez en un partido rupturista porque no es normal apoyar de esta forma a partidos que son radicalmente independentistas", aseveró.
Por último, observó que lo lógico sería un pacto nacional entre PP y PSOE, "aún mejor con la inclusión de C's". "No veo que por la egolatría personal de un señor --concluyó-- se haga un gobierno radical, comunista, populista y con independentistas que en estos momentos no conviene para nada a la estabilidad de España".