Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez avisa que Mas no puede seguir "engañando a la sociedad catalana"

Pedro Sánchez en el Foro Ciudadano sobre 'Limpieza y Calidad Democrática'Efe

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha avisado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que "no puede continuar engañando a la sociedad catalana porque genera frustración y fractura" y ha pedido al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, "una solución política a un problema político", que, a su juicio, pasa por "un nuevo marco constitucional de convivencia". Por su parte, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha afirmado que "el proceso independentista ha acabado" y que el primero que lo sabe es el presidente catalán, Artur Mas. El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, ha garantizado que el próximo 9 de noviembre no se celebrará ningún referéndum en Cataluña "lo llame como lo llame" el presidente de la Generalitat. La portavoz nacional de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, cree que el presidente de la Generalitat "ha perdido la cabeza" y le ha señalado como el mayor "adversario" de sus ciudadanos.

El líder de los socialistas ha pedido, en su cuenta personal de Twitter, después de que el presidente catalán defendiera que la consulta que prevé celebrar el 9 de noviembre no se puede considerar "la definitiva", aque no engañe a la sociada catalana por que genera "frustración y fractura".
En varios tuits consecutivos, Sánchez ha pedido a Rajoy que promueva "un nuevo marco constitucional de convivencia" para dar una "solución política" a este "problema político". "Debemos acabar con el cruce de monólogos, de reproches y comenzar el tiempo del diálogo", ha insistido.
La líder del PP catalán ha acusado a Mas de querer "dar la impresión de que el proceso sigue y que se hace un referéndum ilegal", cuando lo único que se puede hacer es "una encuesta masiva, encubierta en unas urnas que ni son oficiales, ni tienen legalidad ni representan ningún proceso democrático".
Preguntada si el PP recurrirá ante los órganos constitucionales ese "simulacro" de consulta, Sánchez-Camacho ha dicho que lo analizarán pero que "lo recurrible es el referéndum" que no se va a producir y que "las encuestas son legales", pero son sólo eso. De hecho, ha recordado la votación por la independencia que se celebró en Arenys de Munt en 2009 y cómo no tuvo relevancia política ni jurídica.
En rueda de prensa en la sede central del PP, Sánchez-Camacho ha pedido a Mas que, en lugar de "intentar confundir" y buscarse una salida, abra una nueva etapa, que inicie un diálogo "leal y responsable" que resuelva los problemas de los catalanes. "Es el momento de reconstruir la fractura", ha dicho.
En declaraciones en la Cámara Baja, el también dirigente 'popular' Alfonso Alonso ha definido como una "cortina de humo" la consulta 'alternativa' que ha propuesto celebrar Mas --mediante una votación en locales de la Generalitat el 9 de noviembre--.
Tras poner de relieve las "dificultades" que, según ha recalcado, tiene ahora Mas con el resto de partidos proconsulta, y el hecho de que "parece que da por roto el acuerdo" que tenía con ellos, Alonso ha apuntado que el mandatario catalán "se está convirtiendo en un presidente en fraude de ley".
Por eso le ha avisado de que "tiene que asumir que hay un Estado de Derecho, que tiene que cumplir con las leyes" y ha subrayado que el propio Mas "sabe perfectamente que no puede saltarse la ley ni por arriba ni por abajo".
"El 9 de noviembre se va a garantizar el cumplimiento de la ley, el Estado de Derecho funcionará. Mas sabe perfectamente que no va a haber ningún referéndum el día 9 de noviembre, lo llame como lo llame", ha sentenciado.
Mas, el "mayor adversario"
La portavoz nacional de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, cree que el presidente de la Generalitat "ha perdido la cabeza" y le ha señalado como el mayor "adversario" de sus ciudadanos.
En declaraciones a los periodistas antes de la reunión de la Junta de Portavoces, Díez considera "un nuevo fraude de ley" la decisión de Mas de celebrar el 9 de noviembre una consulta alternativa a la suspendida por el Tribunal Constitucional, algo "inadmisible" desde el punto de vista democrático para el conjunto de los españoles y, particularmente, para los catalanes.
La líder de la formación magenta ha avanzado que su partido no descarta ampliar la querella que la semana pasada presentó ante el Tribunal Supremo en contra de Mas si el presidente catalán persiste en actuaciones que son "fraudulentas".
El coordinador de la Presidencia federal de IU y portavoz del grupo de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), José Luis Centella, ha instado al presidente de la Generalitat a dejar de "jugar como un trilero" con una nueva consulta para intentar "salvar su cara política" y ha emplazado a un diálogo entre los Gobiernos central y catalán para garantizar una consulta con plenas garantías democráticas, pues no cree que anticipar las elecciones resolvieran el conflicto.
A su juicio, Artur Mas ha vuelto a "mover la bolita" y ahora ya no se saber si habrá o no consulta prometida el 9 de noviembre y, en caso informativo, de qué clase. "Ya no sabemos dónde está la bolita --ha comentado--. No sabemos si está en la urna o en un intento por salvar su cara".
Centella cree que Artur Mas no ayuda a los catalanes y le ha instado buscar un acuerdo con el presidente del Gobierno, Mariano